-?
 
 
 
 
Neuquén, Domingo 26 de Junio de 2022
8:46 PM
 
 
Columnistas
01/05/2022

Incógnitas políticas ante un récord inflacionario

Incógnitas políticas ante un récord inflacionario | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

Este año, muy probablemente, la inflación superará a la del macrismo y será la más alta desde la “híper” de hace tres décadas. No se sabe cómo evolucionará la crisis interna del Frente de Todos ni cómo se integrarán los sectores de derecha y ultraderecha. Algunos tienen objetivos antidemocráticos.

Miguel Croceri

En 2019, último año del gobierno de Mauricio Macri, Argentina sufrióunainflación (en términos técnicos un aumento del Índice de Precios al Consumidor, IPC) del 53,8 %, que fue la más alta desde la hiperinflación ocurridacasi tres décadas antes, en 1991, a comienzos de la gestión de Carlos Menem. (Reporte de la agencia Télam, nota del 15/01/2020). 

A su vez, las cifrasdelfinal del macrismo eran el doble del 26,9 % registrado cuanto terminó el mandato de Cristina Kirchner. El índice fue acomodado y difundido, en enerode 2016, por el propio gobierno que sucedió al de la actual vicepresidenta. (Puede verse la noticia, por ejemplo, en el portal El Economista-América,favorable al neoliberalismo. Nota del 26/01/16). 

Hoy se puede afirmar con alta probabilidad que bajo el gobierno del presidente Alberto Fernández y del Frente de Todos se superará el récord macrista. Por ahora -y solo por ahora, cuando transcurrieron apenaslos primeros cuatros meses del año- las previsiones de los llamados “mercados”, es decir del poder económico, es que durante 2022 la inflación alcanzará el 60 %. (Información de La Política Online, nota del 08/04/22). 

La estimación surge del denominado REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado), consideradopor el Banco Central como “un seguimiento sistemático de los principales pronósticos macroeconómicos de corto y mediano plazo sobre la evolución de la economía argentina”, y que “es generado a partir de una encuesta realizada a personas especializadas, del país y el extranjero”.

Los cálculos a futuro pueden equivocarse y además, de entrada, su elaboración y difusión conllevan la carga de intereses creados que alertan sobre la necesidad de tomarlos con precaución.

Pero aún siendo interesados y aunque resultaran errados, constituyen no solo un indicador o referencia de lo que generalmente se considera como “economía” en tanto actividaddel funcionamiento general y a gran escala de la sociedad, sino también reflejo de lo que sucede cotidianamente en el muy concreto y tangible mundo de las economías familiares.

Es por eso que, tratándose de un problema que afecta profundamente la situación material y anímica de las bases sociales populares, la alta inflación determinagrandes incógnitas que se plantean para la política de corto plazo en Argentina, y más todavía para los procesos electorales venideros y las perspectivas hacialos próximos años.

La debilidad y su reverso

El trasfondo económico de aumentos de precios hasta ahora imparables, como factor preponderante aunque no único -porque jamás los asuntos del poder se definen por una única causa o motivo-, debilita al gobierno por todos lados y empodera, simétricamente, tanto a sus adversarios corporativos como a los partidario-institucionales.

Lo más obvio es queel oficialismo tiende a perderapoyo de la población, con el consecuente deterioro de las chances paraconseguiruna mayoría de votos en las elecciones que deberán realizarse en 2023. Cabe recordar quesegún la ley vigente, las primarias serían el 13 de agosto y los comicios presidenciales y legislativos el 22 de octubre.

Además, las controversiasdentro del Frente de Todos alcanzan hasta -o parten desde, según como se lo mire- el extremo de que no hay diálogo entre el presidente Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner. La prolongación de esa situación agrega un fortísimo componente de incertidumbre respecto de cómo se desenvolverá la gestión gubernativa mientras dure semejante nivel de tensión interna en la coalición.

El reverso de todo lo anterior es el fortalecimiento de los sectores contrarios al gobierno y al rumbo de sus políticas. Los más beneficiados por la debilidad oficial son precisamente los monopolios y oligopolios formadores de precios, que encuentran el camino despejado para sostener decisiones comerciales tendientes a su objetivo excluyente de aumentar la rentabilidad sin límites.

También se afianza el poderío de las corporaciones mediáticas y judiciales, que ejercen la defensa de sus respectivos intereses y privilegios, y cuyas estrategias coordinadas contribuyen al propósito de desgastar la gestión del Frente de Todos para que pierda las elecciones, o si fuera necesario y posible, provocar su caída antes de tiempo.

Este último objetivo antidemocrático -la desestabilización y eventual derrocamiento del gobierno- se volvió a hacer evidente en el asalto de la Corte Suprema de Justicia al Consejo de la Magistratura, que contó con el explícito aval de las cadenas mediáticas de derecha.

Dicha cadena está encabezada por los medios del cártel Clarín (como el diario del mismo nombre y los canales televisivos TN y El Trece), los del grupo La Nación (el tradicional diario y el canal La Nación +), grupo Perfil (portal Perfil y revista Noticias, entre otros), y medios muy influyentes en ámbitos de poder y sectores politizados de la sociedad, como el portal Infobae y el diario Cronista. A ello se suman, con gran influencia en la opinión pública, figuras del canal A24 (como los agitadores ultrederechistas y violentos Angel Etchecopar y Viviana Canosa) y de Telefe (el caso de la periodista ultraconservadora Cristina Pérez, de fuerte predicamento en franjas de las clases medias).

Repercusión electoral

El fortalecimiento del accionar de las corporaciones se traduce finalmente en la política institucional, es decir en la disputa por el acceso y control de instituciones del Estado a través de poderes ejecutivos y legislativos nacionales, provinciales y municipales.

En este plano, el espacio que en principio recoge los beneficios del debilitamiento del gobierno es la alianza derechista Juntos por el Cambio (JpC). No obstante, el aspecto más novedoso es la legitimación social, reflejada políticamente en las elecciones legislativas del año pasado, de los sectores de ultraderecha encabezadas por los dirigentes -y ahora diputados nacionales- Javier Milei y José Espert.

En los últimos días, los/las máximos/as dirigentes nacionales de JpC exhibieron públicamente las controversias internas que les provoca el surgimiento de los grupos que, bajo la atractiva y engañosa denominación de “libertarios”, propugnan un capitalismo cada vez más cruel, depredador y violento.

(El crecimiento de los sectores de derecha y su potencialidad electoral tiene repercusiones políticas en Neuquén. El tema fue analizado recientemente en Va Con Firma por el columnista Gerardo Bilardo, en un artículo titulado “La siesta y la derecha”. Nota del 24/04/22). 

La actualidad nacional está sobredeterminada por una inflación que muy probablemente este año superará al récord macrista, y será la más alta desde la “híper” de hace tres décadas.

A partir de allí se plantean múltiples incógnitas. Una de ellas es la evolución que tendrá la crisis interna del Frente de Todos, y en qué condiciones llegará la coalición oficialista a las elecciones del año que viene. Otra, enfrente, es la integración futura de los espacios de derecha y ultraderecha, que aun si se presentaran separados en los comicios, finalmente serán parte de una misma alianza en caso de que hubiera un balotaje presidencial.

Pero por encima de cualquier elucubración sobre el desemboque electoral de los acontecimientos actuales, hoy mismo y en el corto plazo lo más trascendente son y serán los efectos de la situación económica en la calidad de vida del pueblo. Allí están las claves de la estabilidad o inestabilidad democrática, y de las demás características políticas de nuestro país en el mediano y largo plazo.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]