-?
 
 
 
 
Neuquén, Martes 07 de Febrero de 2023
12:33 PM
 
 
Columnistas
24/12/2022

“Los pibes de Malvinas que jamás olvidaré”

“Los pibes de Malvinas que jamás olvidaré” | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

El tema musical más popular del Mundial menciona a los jóvenes que combatieron en la guerra de 1982. La memoria colectiva, y en particular las nuevas generaciones, recuperan con esa música emociones generalmente olvidadas. El 3 de enero se cumplirán 190 años de usurpación inglesa en las islas.

Miguel Croceri

Nuestro admirado y amado Lionel Messi y toda la selección argentina ganaron el Mundial de Fútbol. Gracias a ellos, todas y todos “somos” campeones del mundo. Imposible que hubiera una felicidad mayor para un pueblo tan futbolero.

El hecho es eminentemente deportivo y desató una alegría nacional que es generadora, a su vez, de otros sentimientos y emociones no necesariamente vinculados con el deporte pero que están latentes en el inconsciente colectivo.

“En Argentina nací / Tierra del Diego y Lionel / De los pibes de Malvinas / que jamás olvidaré”, dicen los primeros versos del tema musical titulado “Muchachos, ahora nos volvimo’ a ilusionar”, de la banda La Mosca, convertido en la canción más popular para alentar a la selección y que quedará como símbolo de un momento sensacional en la vida social del país.

La letra popularizada durante el Mundial es una adaptación de Fernando Romero, un hincha de fútbol y docente de 30 años. (Los pormenores de la creación fueron narrados en una entrevista realizada por Radio 10, que está accesible en el portal de la emisora. Nota del 14/12/22). 

La canción se origina en el fervor futbolístico y además cobró una enorme importancia comercial por sus reproducciones en las plataformas digitales y los medios de comunicación, como reflejo de su implantación en el gusto y la emoción multitudinaria.

Más allá de todo eso, y de manifestar un tributo infinito a la memoria de Diego Maradona -y de su papá “Don Diego” y su mamá “la Tota”-, y de expresar además la pasión y el amor del pueblo hacia el genial Leo Messi, la mención a los jóvenes soldados que combatieron en Malvinas en la guerra de 1982 realiza un extraordinario aporte a la reafirmación de una lucha histórica de la Nación habitualmente abandonada en los discursos públicos.

Abandono en los discursos públicos

Argentina tiene una parte de su territorio ocupado por una potencia colonial desde hace prácticamente dos siglos, y sin embargo esa humillante situación por lo general está fuera del interés de los factores de poder que inciden en la conformación de la opinión pública.

Las cadenas mediáticas más influyentes expresan una ideología oligárquica, opuesta a los intereses del país, y por lo tanto no tienen la menor intención de producir contenidos comunicacionales que exalten los derechos soberanos argentinos en las islas usurpadas por los ingleses.

Jamás lo hacen y, por el contrario, sus periodistas y animadores/as más famosos/as predican que “este país es inviable”, o que “es una mierda”, y que lo mejor es irse a vivir a Miami o Punta del Este. (Este último, un enclave aristocrático situado en la República Oriental del Uruguay adonde se sienten a gusto los “garcas” de Argentina, como bien definió alguna vez el referente ético, dirigente político de izquierda y ex presidente uruguayo José “Pepe” Mujica).

Lo mismo ocurre con las derechas partidarias e institucionales, cuyas esencias ideológicas apuntan a instalar como sociedades “modelo” -a las cuales debiéramos parecernos- a las de Estados Unidos o Europa Occidental, es decir países que históricamente generaron su riqueza mediante las guerras y las invasiones para someter a otros pueblos del mundo y saquear sus recursos.

(Y la última “novedad” al respecto es que Mauricio Macri propone como sociedad modelo a Qatar, un emirato monárquico y esclavista, gobernado por una casta opresora contraria a las libertades democráticas y a los derechos de las mujeres y de las disidencias sexo-genéricas).

En cuanto a las fuerzas populares de Argentina, su habitual abandono de la reivindicación de la causa Malvinas proviene de rasgos ideológicos “economicistas” y marketineros. La mayoría de su dirigencia cree que la economía es lo único de lo cual deben ocuparse en sus discursos públicos y en su acción política, porque lo demás “no le interesa a la gente”.

Millones que cantan y sienten

Gracias a un tema musical, entre cuyas finalidades (como se comentó en un párrafo anterior) está la comercial, la memoria colectiva en general y las nuevas generaciones en particular han recuperado emociones generalmente olvidadas que se relacionan con derechos y luchas históricas de nuestro país.

Son millones los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, y aun personas adultas de edades intermedias, que por primera vez han cantado con sus voces y sentido en sus afectividades más intensas ciertas palabras y vibraciones emocionales referidas a “los pibes de Malvinas que jamás olvidaré”.

Como correlato de tales sentimientos que encarnan profundos valores de amor al país, a lo propio, a la Patria, a los derechos soberanos y recursos naturales que pertenecen al pueblo de la Nación, durante las -deportivamente hablando- sufridas jornadas de aliento a la selección en cada partido, y más todavía en los festejos posteriores a la gran consagración, volvió/vuelve a cantarse “El que no salta es un inglés”.

Al menos en esta oportunidad, queda destrozado el mensaje insidioso y destructivo de las derechas mediáticas y político-partidarias que desprecian a Argentina y, con una mentalidad colonizada vergonzosa, alaban a los poderes extranjeros que a lo largo de la historia han oprimido y/u oprimen todavía no solo a nuestro país sino a la mayor parte de la humanidad.

A veces, de manera ocasional pero no casual, una expresión artística que busca el éxito, el entretenimiento y el estímulo a la pasión futbolística puede además realizar una magnífica contribución a la conciencia nacional. (Uno de los tesoros culturales poco apreciados que tiene nuestro país, en la ciudad de Buenos Aires pero con información de acceso virtual, es el “Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur - Paz, Memoria y Soberanía”. Ver página web del Museo Malvinas). 

Dentro de pocos días, el 3 de enero de 2023, se cumplirán 190 años de usurpación inglesa en el archipiélago conformado por las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur. (Otra fuente de libre acceso digital, el ministerio de Relaciones Exteriores, ofrece una explicación general de la causa Malvinas, sus antecedentes históricos y la actualidad de la disputa contra el Reino Unido de Gran Bretaña, la presencia del tema en Naciones Unidas y otros ámbitos internacionales, y la tarea de grupos nacionales de solidaridad en más de 80 países.Ver página web de la Cancillería argentina). 

Ahora y siempre, gloria y honor a “los pibes de Malvinas”. Los caídos en combate, los que se suicidaron después de la guerra y los sobrevivientes.

Y, también siempre, reafirmar un compromiso pasado, presente y futuro expresado en la Constitución Nacional, en sus “Disposiciones transitorias”, específicamente en la disposición “Primera”:

“La Nación Argentina ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional – La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes, y conforme a los principios del derecho internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino”.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]