-?
 
 
 
 
 
 
Exterior
25/01/2019

Venezuela

Rusia y China apoyan a Maduro contra la ofensiva de EEUU

Rusia y China apoyan a Maduro contra la ofensiva de EEUU | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

Cobra fuerza la instancia de diálogo propuesta por Uruguay y México. La cancillería rusa y una vocera oficial china fijaron posición, y Putin habló con su par venezolano. Hubo respaldo militar y judicial al mandatario chavista. La Organización de Estados Americanos, aun con la presencia del canciller de Trump, no tuvo mayoría para reconocer a Guaidó, el “presidente encargado”.

Los respaldos internacionales al proceso político venezolano iniciado hace 20 años por Hugo Chávez se mostraron nítidamente ayer, cuando Rusia, China e Irán, entre otros países, expresaron su apoyo al presidente Nicolás Maduro, quien enfrenta una fortísima ofensiva interna e extranjera para derrocarlo, que está encabezada por Estados Unidos. Mientras tanto, Maduro respaldó la instancia de diálogo propuesta por Uruguay y México.

En el plano de las relaciones internacionales dentro del continente, la presión estadounidense no logró consenso para que la Organización de Estados Americanos (OEA) declarara su “reconocimiento” al denominado “presidente encargado” de Venezuela, el diputado Juan Guaidó, titular de la Asamblea Nacional (parlamento). Una moción en ese sentido, presentada por Argentina (a través de la embajadora designada por Mauricio Macri, Paula Bertol), consiguió apoyo de 16 países, de un total de 35.

Internamente, Maduro recibió el respaldo de la conducción militar y del Tribunal Supremo de Justicia. El apoyo de las instituciones castrenses fue expresado por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, un hombre influyente en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FNAB).

“No aceptaremos jamás a un gobernante impuesto a la sombra de intereses oscuros”, dijo el alto funcionario, y repudió “los alevosos llamados de algunos sectores para apartar a nuestra fuerza del sendero democrático”.

Afirmó también que “rechazamos del modo más enérgico posible los groseros actos de injerencismo llevados a cabo por gobiernos extranjeros, los cuales consideramos irrespetuosos del derecho internacional y del principio de autodeterminación de los pueblos, además de ser ofensivos para la dignidad de los venezolanos”.

El titular de Defensa afirmó luego que “lo que va a solucionar los problemas del país es el diálogo. Agradezco a los países que se han pronunciado por un diálogo constitucional. Nosotros no haremos nada que está fuera de la Constitución”, remató Padrino.

Por su parte, el presidente de Venezuela manifestó públicamente, a través de Twitter, su predisposición a negociar con la oposición mediante un proceso que tenga respaldo apoyo internacional, como el que propusieron el miércoles -el día que estalló la crisis- las autoridades de Uruguay y México, en forma conjunta.

“Respaldamos la propuesta de los gobiernos de Uruguay y México, de crear una iniciativa internacional de diálogo entre las fuerzas políticas en Venezuela, para buscar acuerdos en el marco de nuestra Constitución, que garanticen estabilidad a todas y todos los venezolanos”, dijo Maduro.

Rusia

El apoyo ruso al mandatario chavista se expresó en una declaración formal de la cancillería desde Moscú, y posteriormente en una conversación telefónica del presidente Vladimir Putin con su par de Venezuela. “Le decía a Putin que hay que tener nervios de acero, calma y cordura, y máxima conciencia”, dijo Maduro al hablar en el acto de apertura del año judicial ante el Tribunal Supremo.

Rusia informó que su jefe de Estado, en el diálogo con su par suramericano, se mostró “a favor de encontrar soluciones en el marco de la Constitución, y superar los desacuerdos en la sociedad venezolana a través del diálogo pacífico”. Además, el mandatario ruso recordó que cualquier intromisión extranjera “viola las normas fundamentales del derecho internacional”.

Horas antes, el ministerio de Asuntos Exteriores reiteró que reconoce la legitimidad de Maduro como presidente, y sostuvo que el juramento que auto-proclamado Guaidó “y su inmediato reconocimiento por parte de Estados Unidos (…) busca acentuar la división de la sociedad venezolana, incrementar la confrontación en las calles y continuar la escalada del conflicto”.

Argumentó que la creación premeditada en el país caribeño de una “dualidad de poder”, es decir la formación de un gobierno paralelo, “lleva directamente al caos y a la destrucción de las bases del Estado venezolano”.

La cancillería del gobierno de Putin dijo que en “las acciones descaradas de Washington”, Rusia percibe “una nueva demostración de desprecio total de las normas del derecho internacional y un intento por arrogarse el papel de juez de los destinos de otros pueblos”, con lo cual “salta a la vista el guion, ya probado, de intentar derribar a gobiernos indeseados”.

Resaltó que observa “con enorme preocupación” los avisos de una serie de países “en el sentido de que no se puede excluir una intervención militar desde el exterior”, y advirtió que situaciones semejantes “pueden tener consecuencias catastróficas”.

La declaración de Rusia concluye con “un llamamiento a los políticos venezolanos sensatos que se encuentran en la oposición, a que no se conviertan en peones de una partida de ajedrez ajena” que está originada en una “inaceptable intromisión foránea”.

China

En similar sentido, el gobierno del presidente de China, Xi Jimping, respaldó a Maduro y cuestionó la “intrusión en asuntos internos” por parte de Estados Unidos. La vocera del ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, expresó que su país “apoya los esfuerzos del gobierno de Venezuela para mantener su soberanía, independencia y estabilidad”.

Agregó que “China se opone a la interferencia en asuntos internos” venezolanos, y expresó su deseo de que, para evitarlo, la comunidad internacional “haga esfuerzos en este sentido”. Enfatizó luego que “sanciones externas o interferencias, normalmente complican aún más la situación y no ayudan a resolver los problemas reales”.

Posteriormente, tras afirmar que Venezuela y Estados Unidos deben tener “relaciones bilaterales basadas en un trato igualitario, el respeto mutuo y la no injerencia en los asuntos internos de cada uno”, la funcionaria de la superpotencia asiática le recordó al gobierno de Washington que “todas las partes se oponen firmemente a cualquier intervención militar” en el territorio venezolano.

Fracaso norteamericano en la OEA

La Organización de Estados Americanos (OEA) reunió con carácter “urgente” a su Consejo Permanente. La sesión, encabezada por el secretario general del organismo, el uruguayo Luis Almagro, contó con la presencia del poderoso Mike Pompeo, el secretario de Estado (canciller) de EEUU.

En la sesión, fracasó el intento de aprobar un proyecto para declarar “usurpador” al presidente Nicolás Maduro y expresar “reconocimiento” al auto-proclamado Juan Guaidó. La ofensiva fue sostenida no solo por Almagro, que es un ferviente pro-norteamericano -a pesar de haber sido ministro del popular ex presidente José “Pepe” Mujica-, sino incluso por el propio Pompeo, enviado por Donald Trump. 

La moción contra el gobierno chavista fue presentada por Argentina a través de la embajadora en la OEA, que es la dirigente macrista porteña Paula Bertol. “Reconocemos y expresamos nuestro respaldo al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien ha asumido como presidente encargado de la República de Venezuela”, dijo Bertol al leer el texto que propuso.

La declaración obtuvo el apoyo, además de Argentina, de Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, Haití, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana.

Por su parte, México y Uruguay pidieron en cambio “nuevas negociaciones” ante las controversias dentro de la sociedad venezolana, abogaron por una “solución pacífica” del conflicto, y reafirmaron el principio de “no intromisión en los asuntos internos” de otras naciones.

A su vez, países como El Salvador, Jamaica, San Vicente y Las Granadinas, Antigua y Barbuda, Suriname y Guyana, también se despegaron del “reconocimiento” a favor de Guaidó, mientras que

Bolivia y Nicaragua, junto con Venezuela, rechazaron tajantemente la declaración y sostuvieron su respaldo al presidente constitucional, Nicolás Maduro.

Unión Europea

En Europa tampoco hubo consenso para expresarse a favor del auto-proclamado “presidente encargado”, aun cuando varios de los gobiernos más poderosos -como los de Gran Bretaña, Alemania y Francia- mantienen desde hace años un rechazo frontal a la Revolución Bolivariana.

La encargada de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, Federica Mogherini (cuyas funciones son asimilables a las de un “canciller” del bloque de países), realizó largas negociaciones con los gobiernos de los 28 países integrantes.

El resultado fue una declaración que no reconoce explícitamente a Guaidó, aunque sí realiza “un llamado urgente para dar inicio inmediato en Venezuela a un proceso político que lleve a elecciones libres y creíbles, de conformidad con el orden constitucional”, dice el pronunciamiento de la Unión Europea.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]