-?
 
 
 
 
Neuquén, Lunes 23 de Mayo de 2022
5:25 PM
 
 
Entrevistas
03/12/2021

Fernando Lugo

"La derecha está acorralada; el progresismo tiene un futuro prometedor en la región"

"La derecha está acorralada; el progresismo tiene un futuro prometedor en la región" | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

El ex mandatario paraguayo (2008-2012), depuesto hace nueve años por el Parlamento, celebró también la victoria de la candidata de izquierda y ex primera dama Xiomara Castro en Honduras.

Marianela Mayer

El expresidente de Paraguay Fernando Lugo señaló que "la derecha está acorralada mientras el progresismo tiene un futuro prometedor" en América Latina, a la vez que calificó de "aplazado" al gobierno de Mario Abdo Benítez por su mala gestión de la pandemia, el crecimiento exponencial de la deuda, el deterioro de la situación social y el aumento de la violencia y el narcotráfico.

El exmandatario paraguayo (2008-2012), depuesto hace nueve años por el Parlamento, celebró también la victoria de la candidata de izquierda y ex primera dama Xiomara Castro en Honduras, en una entrevista con Télam en Ciudad de México, adonde acudió al séptimo encuentro del Grupo de Puebla.

- ¿Cómo calificaría la gestión del presidente Mario Abdo Benítez?

- Aplazado, porque cuando fue electo creó mucha expectativa y hoy se encuentra un pueblo desencantado. No pudo administrar la pandemia, fue de fracaso en fracaso y endeudó al país. Cuando dejamos el Gobierno, la deuda era el 11% del PIB y hoy estamos con el 35,36% del PIB. O sea, es una deuda que pagarán nuestros hijos y nuestros nietos.

Está bien tomar préstamos internacionales si se ven los resultados, pero ha sido el caldo de cultivo de la corrupción y una mala gestión en la administración de estos bienes. Políticamente, sigue una hoja de ruta alineada a todas las derechas de América Latina, siguiendo la receta de las agencias internacionales de financiación y sobre todo, la política de Estados Unidos. Y ha perdido todo liderazgo: estuvo en dos oportunidades a punto de tener un juicio político en el primer año de Gobierno por unas actas secretas de negociación de las energías de Itaipú con el hijo de (Jair) Bolsonaro y lo salvó Horacio Cartes, que tienen la mayoría de los diputados en la cámara baja.

En fin, yo creo que la gente esperaba mucho del Gobierno de Abdo Benítez y ha sido un desencanto. No tiene una personalidad propia porque el Gobierno no tiene una hoja de ruta clara. En los primeros pasos de la pandemia, la gente lo aplaudía, pero después había falta de vacunas porque autorizó también que empresas privadas puedan importar, cosa que no se podía, y hace poco tuvieron que incinerar 55.000 dosis vencidas. No podemos darnos el lujo de tener vacunas vencidas cuando la gran necesidad todavía es que se vacune a la gente joven.

- El desencanto que manifiesta se ha reflejado estos meses en importantes movilizaciones sociales.

- Justamente, ahora hay un gran movimiento por los desalojos, tanto a campesinos como a pueblos originarios e indígenas.? ? La Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas envió un comunicado en donde califica que Paraguay está faltando a los derechos humanos de los pueblos originarios. ¿Y para qué? Para que la patria sojera tenga el espacio y pueda cultivar el desierto verde, como lo llamamos, y tener la soja hasta el cuello en donde se dan cada día más intoxicaciones.

- Otro tema preocupante es el deterioro de la seguridad: aumentó la violencia política, el narcotráfico y la guerrilla continúan y el ex vicepresidente Oscar Denis lleva más de un año secuestrado. ¿Cómo se llegó a esta situación?

- Le hemos quitado el lugar a México y a Colombia. Paraguay hoy exporta más cocaína que estos países. De los puertos privados de Paraguay está saliendo la mayor cantidad de cocaína hoy día para Europa y otros países. Lastimosamente, no es solo un país de tránsito, sino también un país productor y el narcotráfico está precisamente entrando hoy en la financiación de la política, en las candidaturas de políticos y creo que ese deterioro es lo más preocupante. La policía está inficionada y relacionada con la criminalidad organizada y creo que es el gran tema.

- ¿Considera que el Gobierno es responsable de esta situación?

- Sin ninguna duda. El Gobierno tiene en sus manos las instituciones encargadas de brindar la seguridad ciudadana. Crecieron los asaltos domiciliarios y el sicariato, que antes estaba en la frontera, hoy día está en Asunción y es toda una institución.

- Y este deterioro se da pese al presupuesto millonario destinado anualmente a la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC). ¿Qué piensa de este comando de élite?

- Nosotros fuimos el único grupo que no hemos aceptado desde un principio la reforma de la Ley de Seguridad Interna y la fuerza militar para que se forme la FTC. La FTC es un caldo de cultivo de corrupción para militares y policías. Hace poco hubo unas tres muertes entre narcotraficantes y ellos se adjudicaron que lo habían hecho pero no tuvieron ninguna participación. Justamente, esta semana fueron llamados los jefes principales de la FTC. Se cambiaron las cabezas y al vocero, pero no se cambia la estructura ni tampoco la modalidad en la metodología de cómo actuar. Siempre dijimos que la seguridad nacional depende exclusivamente de la Policía Nacional y las fuerzas militares están para la defensa del territorio nacional en caso de conflictos bélicos. Se gastan cerca de mil millones de guaraníes (cerca de 150.000 dólares) al mes en esta fuerza que es un antro de corrupción, de privilegios y están inficionados también con la criminalidad organizada.

-Teniendo en cuenta que usted se considera víctima de un golpe parlamentario, ¿cómo vive la victoria de Castro en Honduras?

- Cuando hicieron el golpe grosero a Manuel Zelaya el 29 de junio del 2009 creíamos que era un retorno a la década del 70. Después de 12 años, creo que hay que seguir confiando en la ciudadanía que tiene memoria y no olvida lo que ocurrió en ese golpe de Estado grosero. La ciudadanía hondureña habló y se expresó democráticamente, dando esperanza y aires de primavera y de cambio, también en la región centroamericana, necesitada de estos cambios.

- La Constitución paraguaya no admite más de un mandato presidencial, ¿pero vive esta victoria como propia?

- Sin ninguna duda. El triunfo de Andrés López Obrador lo celebramos en Paraguay y también el de Alberto Fernández. El futuro triunfo de (Luiz Inácio) Lula, ojalá que en Chile y en Colombia ocurra lo mismo. La muerte rápida del Grupo de Lima con (el triunfo de) Pedro Castillo (en Perú). Creo que la derecha está acorralada hoy día y si no existe el desembarco fascista, con todos los elementos que eso implica, creo que el progresismo tiene un futuro prometedor aquí en la región.

Fuente: agencia Télam

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]