-?
 
 
 
 
Neuquén, Jueves 21 de Septiembre de 2023
6:47 PM
 
 
Ver y oír

El pasado presente

Los 40 años de democracia ininterrumpida y los 50 de la asunción de Cámpora dan pie a varias muestras fotográficas en el Centro Cultural Kirchner que abordan un pasado que se enlaza con el presente como en una cinta de Moebius.

Pepe Mateos

 

Los reclamos por los desaparecidos, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, la guerra de Malvinas, el retorno a la democracia, el gobierno alfonsinista, el SIDA, la desocupación, el menemismo, el atentado a la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina), la crisis del 2001, la desaparición de Julio López, los juicios de lesa humanidad, muchos de los temas que han cruzado las cuatro décadas que llevamos de democracia ininterrumpida están presentes en las fotografías y obras que conforman Sistemas de representación. Fotografía y democracia 1983-2023, una amplia muestra de distintas miradas que aportan una reflexión en este tiempo en que se cuestionan derechos básicos que costó mucho conseguir.

Los 50 años de la asunción de Héctor Cámpora luego de 18 años de proscripción del peronismo son revividos en una muestra, Juventud y liberación. La primavera camporista en fotografías de Editorial Abril,que evoca el fulgor de la militancia de la juventud peronista en esos días. Un cuerpo de fotos de la editorial Abril que publicaba en esa época la revista SieteDías, entre otras publicaciones de gran tirada. La alegría, la esperanza y el compromiso militante están presentes en esas fotos que atraviesan el tiempo y llegan hasta hoy.

La sala Néstor Kirchner. La imaginación y el poder popular, está dedicada entera a la figura del ex presidente y contieneuna serie de fotos de la agencia Télam que toma como eje fundamental el vínculo entre Néstor y el pueblo como sujeto de la transformación social.

La exhibición, que recupera fotos de Néstor junto a Cristina,y a otros dirigentes, en actos populares y con Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, entre otros tantos momentos icónicos, invita al público a repensar su figura y su rol histórico.

Destino Finalreúne el proyecto de investigación y fotoperiodismo de Giancarlo Ceraudo. La exhibición presenta importantes imágenes sobre los hechos y consecuencias de los vuelos de la muerte de la última dictadura cívico-militar en Argentina, el trabajo del Equipo de Antropología Forense y las actividades de las organizaciones de DDHH.

Gracias a este trabajo, luego de más de treinta años, se localizaron cinco de las aeronaves utilizadas en los llamados “vuelos de la muerte”. Se trata de dos Electra de la Armada Argentina y tres Skyvan de Prefectura Naval. Por el análisis de las planillas técnicas del Skyvan PA-51, encontrado en Fort Lauderdale, EE.UU., se pudo identificar el vuelo desde el que fue arrojado al océano un grupo de Madres de Plaza de Mayo, activistas de derechos humanos y monjas francesas que se reunían en la Iglesia de la Santa Cruz, después de haber sido infiltrado por un represor del grupo de tareas de la ESMA. Esta minuciosa labor se convirtió en un aporte fundamental para que, en 2017, los pilotos involucrados en el vuelo del 14 de diciembre de 1977 fueran condenados a cadena perpetua.

Necesitamos del pasado para entender cómo y a partir de qué situaciones se ha conformado el hoy. Cada presente tiene su interpretación del pasado y el pasado se resignifica en función del momento histórico, político y social que lo revisa en función de su proyecto.

La cuestión de la memoria ha entrado en el pensamiento contemporáneo, sobre todo a partir de los acontecimientos históricos que estremecieron al siglo XX —la Guerra Civil española, el Holocausto, las dictaduras del Cono Sur, el fin de la guerra fría— y la comprobación de que el mundo actual es el resultado de una historia cuya complejidad obliga a leer críticamente el pasado, ya que lo peor que se puede hacer es intentar borrarlo o ignorarlo, entendiendo como dice Noam Chomsky: “La amnesia histórica es un fenómeno peligroso, no sólo porque socava la integridad moral e intelectual, sino también porque echa los cimientos para crímenes por venir” .

La reconstrucción histórica de la memoria en nuestro país no está exenta de esa complejidad. Este 20 de junio último se cumplieron 50 años del regreso del General Perón luego de 18 años de exilio y los dramáticos hechos de Ezeiza.

En un encuentro el 22 de junio pasado en el Centro Cultural Kirchner entre Horacio Verbitsky y la socióloga Mónica Peralta Ramos, se destacaron varios conceptos en lo relativo a la memoria, tomando como referencia el libro de Verbitsky, Ezeiza,que narra los hechos que desembocaron en la emboscada sangrienta que planificó la derecha peronista en contra de las columnas de Montoneros y de la Juventud Peronista .

“Los ecos del pasado resuenan permanentemente en el presente y quien controla el presente, controla el pasado. Y el que controla el pasado, controla el futuro. El que controla el presente controla la interpretación del presente y del pasado; por eso es fundamental traer el pasado para analizar el presente, para ver cómo resuenan los ecos y buscar las analogías, si es que las hay”, expresó Peralta Ramos.

En búsqueda del tiempo futuro, que no es el tiempo futuro esperanzado que supusieron generaciones anteriores, es que miramos al pasado, para construirnos como entidades conscientes del devenir histórico. La incertidumbre del futuro que viene es mucho más compleja y agobiante que 50 años atrás. Exige cambios y transformaciones inéditas en la conciencia colectiva que no se pueden generar de la nada si no partimos de la idea que el sujeto colectivo (antes decíamos pueblo) es el verdadero motor de los cambios que determinan los procesos históricos que les son favorables y eso solo es posible si esa conciencia colectiva no está abducida por un poder dominante.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]