-?
 
 
 
 
Neuquén, Martes 07 de Febrero de 2023
11:19 AM
 
 
Columnistas
10/05/2016

Colocación de Bonos

Neuquén todavía paga el Tren Trasandino

Neuquén todavía paga el Tren Trasandino | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

El reciente plan canje del gobierno provincial derivó en un nuevo endeudamiento en dólares. El hilo de este ovillo nació en 2006, sobre el final del último mandato de Jorge Sobisch.

Carlos Marcel *

[email protected]

Cuando el gobernador Gutiérrez vuelva de Estados Unidos, la provincia deberá unos U$S 600 millones más que cuando se fue, si se tienen en cuenta el monto y los intereses que se deban pagar luego de sumar el 8,62% anual, durante 12 períodos, de la “colocación” de bonos difundida por él mismo estos días, que asciende a un total de 350 millones emitidos en la moneda norteamericana.

El gobierno neuquino emitió y vendió el bono TICADE (Título de Cancelación de Deuda), por u$s 235 millones a 12 años de plazo –incluye 4 de gracia– con garantía de gas a una tasa del 8,625 %.

Lo hizo para pagar otra deuda, que venía de antes. Esa deuda fue contraída durante el gobierno del antecesor en su cargo, de su mismo partido político, Jorge Sapag, que emitió los bonos TICAP para pagar otra deuda, que también venía de antes. Pero, ¿Cómo llegamos al origen?

Gutiérrez, en diálogo con el programa “Viento Sur” (Radio Nacional Neuquén, lunes a viernes de 9 a 12) explicó que “se ha originado el nuevo bono de deuda de la provincia para cancelar deuda financiera, para pagar deuda y ahora con este mismo bono los estamos ofreciendo en canje a los tenedores de otro bono, que básicamente es el TICAP (Título de Cancelación de Pasivos)”.

De adelante para atrás, paramos en abril de 2011. El Gobierno de Jorge Sapag colocó en el mercado internacional el bono TICAP a diez años por u$s 260 millones, con una tasa del 7,8%.

De los u$s 260 millones en bonos que la Legislatura provincial autorizó a emitir al Gobierno de Sapag, u$s 200 millones eran asignados a refinanciar los plazos de la deuda y los u$s 60 millones restantes al desarrollo de obra pública.

Luego, en 2013, Sapag volvió a usar el mismo mecanismo y  logró que la Legislatura le apruebe Los TICAFO  (Títulos de Cancelación de deuda y Financiamiento de Obras) por 330 millones de dólares.

Con el rumbo económico muy cuestionado, Sapag difundió que parte de ese dinero era para realizar “600 obras”, y lo anunció como “el plan de obra pública más importante de la historia” de la provincia.

Mal que le pese, su recurso no fue original, ya que alguien antes, también de su mismo partido, lo había usado con un éxito al menos discutible.

Volvamos más atrás, en busca del origen. Agosto de 2006. Final del mandato del gobernador Sobisch, del mismo partido que sus dos sucesores.

Con una campaña electoral complicada en el horizonte, logró el permiso legislativo para emitir deuda en dólares: 250 millones a diez años, al 8,6% anual, la misma tasa que acaba de lograr Gutiérrez. Se llamó TIDEPRO (Títulos de Deuda Provincial)

Con este dinero, Sobisch planeaba –entre otras- tres grandes obras: El autódromo Centenario, el Canal de riego Marimenuco-Neuquén y el  proyecto Tren Trasandino del Sur.

El Autódromo es una realidad que disfrutan miles de neuquinos, el canal aún no está terminado y el Tren nunca se construyó.

Ninguno de los 4 bonos emitidos hasta ahora por los últimos tres gobiernos del MPN se pagaron por sí mismos. Los TIDEPRO, TICAP, TICAFO y TICADE, todos en dólares, han generado un problema de consecuencias aún impredecibles.

En 2006, Neuquén comenzó debiendo 250 millones de dólares. Es probable que casi todo lo haya pagado, pero con las refinanciaciones en las que incurrió, sin solución de continuidad, a 10 años de aquella aventura el monto total se triplicó.

El Tren a Ninguna Parte nos está saliendo muy caro.



(*) Conductor del programa “La Palangana” de FM Mix.
29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]