-?
 
 
 
 
Neuquén, Viernes 19 de Agosto de 2022
4:30 AM
 
 
Entrevistas
24/12/2020

Ley de aborto

“Presentar un proyecto alternativo no es una salida responsable”

“Presentar un proyecto alternativo no es una salida responsable” | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

Lorena Barabini, delegada de Desarrollo Social y militante feminista pasó revista al trabajo de la cartera nacional en Neuquén. Defendió el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y lamentó, aunque con respeto, las posturas de las legisladoras Alma “Chani” Sapag y Lucila Crexell.

Marcelo Pascuccio y Héctor Mauriño

La delegada del ministerio de Desarrollo Social de la Nación en Neuquén y militante feminista Lorena Barabini, lamentó que dos representantes neuquinas en el Congreso no hayan apoyado el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Sobre la senadora Lucila Crexell, quien decidió abstenerse, dijo que aunque respeta su decisión es “una salida elegante pero no responsable”.

Barabini mantuvo ayer una charla con el programa La Vaca Atada, que se transmite por Radio Nacional Neuquén en cuyo transcurso habló del trabajo que lleva adelante la delegación de Desarrollo Social en la provincia.

Destacó que ese ministerio tuvo” mucha presencia” en la provincia durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner pero durante el macrismo quedó “diezmado”. Aunque señaló que reconstruir ese trabajo fue una tarea “bastante compleja”, destacó que el ministro Daniel Arroyo pudo encauzarla a través de “acuerdos con el Estado provincial para que los recursos llegaran efectivamente”.

-Usted llegó a su cargo ya empezada la pandemia, y a cubrir un lugar muy preponderante para sostener, precisamente, la crisis que desataba la pandemia.

-Fue junto con la llegada de la pandemia. El mismo día en que se decretaba el aislamiento (social preventivo obligatorio) me notificaron de mi designación. El 20 de marzo.

-¿Qué desafío, no?

-La verdad que sí. Es una de las cosas que más me ha alegrado, después del hecho de haber recuperado el gobierno. Lo cierto es que nuestro ministerio ha tenido mucha presencia en nuestro territorio, en nuestra gestión anterior (2003-2015), y la verdad es que después había quedado tan diezmado que fue bastante compleja la tarea. Pero bueno, nuestro ministro (Daniel Arroyo), con muy buen criterio, rápidamente lo que hizo fue centrar la acción de nuestro organismo en distintos acuerdos con el Estado provincial para que en definitiva los recursos llegaran efectivamente. Con nuestro equipo, que había quedado tremendamente reducido y con muchas dificultades de gestión, nos propusimos un rol de acompañamiento porque era lo que ameritaban las circunstancias. De todos modos, y a pesar de esas circunstancias, hemos trabajado mucho en estos meses, no solamente ejecutando las políticas que definía nuestro ministro en materia de asistencia ante la emergencia y puesta en marcha de algunos programas, sino también recuperando esto que mencionaba al inicio, que es la territorialidad. Recuperando el vínculo tanto con los distintos niveles del Estado, que es algo central en nuestro tarea obviamente porque somos representantes del Estado nacional, sino también con las organizaciones sociales. Es una definición que nuestro ministerio tuvo históricamente y que había perdido, así que estamos dándole a esa tarea mucha centralidad. Por suerte ahora, desde hace un par de meses, también estamos pudiendo movernos un poco más por la provincia, así que eso nos permite encontrarnos en el territorio provincial con distintas organizaciones. La virtualidad nos ayudó un montón, por suerte teníamos estas condiciones que nos permitieron que muchas personas hayan podido seguir trabajando desde sus casas a través de distintos dispositivos. Pero hay territorios donde la virtualidad no es una opción. Entonces, a esos territorios debemos llegar, y en esa tarea también estamos.

-¿Hay un cálculo sobre qué universo de personas alcanzan los programas del ministerio de Desarrollo Social de la Nación dentro de la provincia de Neuquén, qué suma involucra eso en materia de inversión?

-Nosotros, en el marco de la emergencia, la definición ha sido por universo poblacional. Hay herramientas, como fue el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) o como son la Tarjeta Alimentar y el programa Potenciar, son herramientas que trabajamos articuladamente con Anses, entonces es el mismo universo. Por ejemplo, cuando hablamos de la población destinataria del IFE, que en la provincia alcanzó las 100.000 personas, es la población objetivo de nuestro ministerio. Si bien el recurso se transfirió a través de Anses, nosotros la consideramos población objetivo de nuestras políticas porque cumplía con todas las condiciones de vulnerabilidad que se establecieron para podar dar esa respuesta de emergencia. En el caso de la Tarjeta Alimentar, estamos en el orden de los 19.000 titulares en la provincia de Neuquén. Es un padrón que se va actualizando. Este año tuvimos muchas dificultades para hacer la actualización trimestral que se había propuesto, pero hicimos el último corte en el mes de octubre, estuvimos entregando las tarjetas nuevas, y ya estamos en ese universo (el de los 19.000). En el caso del programa Potenciar Trabajo, hay algunas líneas específicas que estuvimos abordando desde el Centro de Referencia (en Neuquén, del ministerio de Desarrollo Social de la Nación), que fue la línea que el Potenciar se plantea para mujeres en situación de violencia de género, o la población trans. Ahí también hemos hechos un refuerzo importante. Incluso este mes, igual que en el caso de la Tarjeta Alimentar, los aportes se duplicaron.

-¿Existe un buen vínculo, una buena relación e intercambio de información con los organismos provinciales que aplican esos programas en el territorio? Porque por momentos da la impresión de que hubiera cierta discrecionalidad por parte del gobierno de la provincia, lo hace y no informa.

-Como les decía al principio, estamos en un proceso de recuperación de la articulación con el Estado provincial y los Estados municipales, es una relación que se vio bastante deteriorada por algunos años. En algunas situaciones funcionamos de una manera muy aceitada, digamos, pudimos articular rápidamente en algunas acciones de abordaje en el territorio. Avanzamos en un momento en un inicio de acuerdo para compartir bases. Nosotros utilizamos nuestro sistema de información, es el sistema en el que confluye toda la información sobre los ciudadanos y ciudadanas en materia de políticas sociales. Eso lo estábamos trabajando, después se complejizó un poco. El Estado provincial tiene características bastante particulares, y nosotros lo que intentamos básicamente es poder trabajar de manera conjunta porque es la indicación que nos ha dado nuestro ministro. En los territorios, nuestra tarea como organismo del Estado nacional es básicamente fortalecer la institucionalidad, acompañar a quienes tienen la responsabilidad de los (poderes) ejecutivos provinciales y municipales. Así que más allá de algunas dificultades, en las que podríamos disentir, la verdad no es mi rol observar esas situaciones. Sí hacer los esfuerzos para que las políticas se ejecuten tal y como las definen nuestro presidente y nuestro ministro, y garantizar que podamos acompañar ese proceso. Esa en nuestra tarea en el territorio y a eso nos estamos dedicando. Por supuesto también entendemos que hay otros, por eso también antes yo hablaba de la relación con otros sectores de la comunidad que también son muy importantes en la ejecución de las políticas públicas, y por lo tanto queremos que tengan mayor protagonismo en este recorrido y ahí hacemos foco. También esa ha sido una definición de nuestro ministro, recuperar esa integralidad, y además esa integración con la comunidad con todos sus componentes. Y las organizaciones sociales, las organizaciones de base, son fundamentales.

-¿Cómo fueron las ayudas adicionales que se dieron con motivos de las Fiestas de fin de año?

-La ayuda que se dio tiene dos líneas de abordaje. La primera fue la duplicación del monto de la Tarjeta Alimentar para todas las y los titulares de la prestación, que se pagó el 18 de diciembre. Las personas que percibían 4.000 pesos este mes percibieron 8.000, y las que reciben 6.000 recibieron 12.000. Esas fueron las transferencias directas. Para nosotros es muy importante avanzar hacia políticas que garanticen la autonomía de las y los ciudadanos. Obviamente entendemos que la asistencia directa es importante. De hecho, en la emergencia, durante los meses de mayor aislamiento, la asistencia fue nuestra herramienta. Porque no había forma de que la gente pudiera resolver de otro modo su subsistencia. Entendemos que hay momentos en que la asistencia es fundamental, pero no es la centralidad de nuestro organismo. Porque entendemos que hay que avanzar sobre la autonomía, para garantizar el acceso a recursos que les permitan a las personas, en el caso alimentario, llevar la comida a su mesa. Esto tiene que ver con el trabajo, y tiene que ver también, por supuesto, como es el programa de la Tarjeta Alimentar, con garantizarle ingresos que les permitan adquirir esos alimentos. Así que la centralidad de la acción (para las fiestas) estuvo en la duplicación de los montos. De todos modos, las organizaciones que ya vienen incorporadas a un programa de nuestro ministerio que es de asistencia crítica, recibieron durante diciembre un refuerzo para la población que ya están atendiendo. En algún momento hubo una comunicación que salió en algunos medios donde se hablaba de que íbamos a repartir cajas navideñas y demás, eso nos sobrepasó de consultas. Pero lo cierto es que lo que sí estaba llegando a la provincia es que hay un montón de organizaciones, en Neuquén, que ya vienen siendo asistidas desde hace un tiempo en materia alimentaria, que tienen una población objetivo. Esa población, mensualmente o cada 45 días, depende de las características de cada organización, está recibiendo un refuerzo alimentario. Y lo que se hizo durante el mes de diciembre para reforzar la asistencia alimentaria en el contexto de las Fiestas, fue hacer un envío particular. Pero no fue que podíamos incorporar población, sino que es la población que ya se estaba atendiendo.

-Cuando en 2018 se discutió la ley del aborto usted fue una de las expositoras neuquinas que hablaron en el Congreso. ¿Cómo ve que se está manejando el tema ahora, y sobre todo qué impresión tiene de que dos legisladoras neuquinas, una se abstenga y otra haya votado en contra?

-Gracias por recordar aquella exposición, fue un orgullo. Fuimos juntas con la compañera Azul Dragone. En el contexto actual, por supuesto somos muy optimistas en cuanto a la tarea que se han dado nuestros legisladores y legisladoras para generar el consenso necesario. Creo que se han hecho esfuerzos importantes para que la ley sea lo más contenedora posible de las distintas miradas que se fueron aportando a lo largo de este recorrido. En estos días una compañera me decía “ya no hay margen” para seguir limitando el derecho de las mujeres. Me parece que esa es la mejor síntesis.

-Da la impresión de que en esto del aborto la Argentina atrasa…

-Claro. Hay un sector que quizás lamentablemente no está viendo que esta ley definitivamente no obliga a nadie a hacer algo que no comparta. Lo único que hace es reconocer los derechos a quienes queremos elegir sobre nuestros cuerpos. Me parece que si esos legisladores y legisladoras que aún están dudando pudieran darse cuenta de esto, en realidad no hay en esta ley nada que le condicione la vida a ninguna persona. Lo único que hace es respetar la decisión que tenemos las mujeres y todas las personas con capacidad de gestar, para elegir el momento en el que queremos maternar. Ahí hay una cuestión que incluso desde lo personal, más allá de la definición política, para mí es muy importante. Por otra parte, y en relación con las legisladoras, lamento profundamente que nuestras representantes, sobre todo con la trascendencia que tiene el movimiento de mujeres en nuestra provincia, con el desarrollo alcanzado, con los debates que hemos dado. Nuestra provincia por suerte es una de las que hemos transitado este recorrido sin tener que ser testigos o víctimas de situaciones violentas como hemos visto en otros lugares. Hay lugares donde se han producido situaciones horribles. En nuestra provincia hay una comunidad que creo que tiene una madurez importante, hay un movimiento de mujeres que viene dando un debate muy profundo en esta materia. Entonces, ese desconocimiento, ese rechazo, esa posición tan descomprometida, la verdad lamento que sea así. Lamento que no se pueda reconocer esto. Por otra parte, también soy respetuosa, creo que estas personas entienden que representan a un sector. Lamento que no hayamos logrado ese salto hacia un lugar de comprensión diferente. Pero es la realidad que nos toca, la democracia tiene esta particularidad y la defiendo todos los días. Así que son las reglas del juego. Ojalá la senadora, a quien le toca el 29 ser parte de este debate histórico, puede hacer un último proceso reflexivo.

-Estamos hablando de Lucila Crexell, ¿no?

-Lucila Crexell, sí. Yo había escuchado algunas declaraciones de ella en el sentido de que habría alguna posibilidad de modificación (de su posición), pero finalmente vi que había presentado un proyecto alternativo y que había resuelto abstenerse. La verdad, lo lamento. Porque además, presentar un proyecto alternativo en este momento es una salida elegante pero no es una salida responsable, a mi juicio, y perdón si me excedo. Pero eso es no reconocer un recorrido que se hizo durante este tiempo, durante todos estos años. Hay organizaciones, instituciones, profesionales, militantes, que vienen aportando, discutiendo, buscando consensos. Hay todo un recorrido hecho. Entonces, presentar a último momento otro proyecto, la verdad me resulta realmente poco comprometido y desconocedor de la realidad, y de los procesos políticos e institucionales que venimos dando.

-Gracias por esta charla. El trabajo en el ministerio ha sido en un año tan difícil, y el que viene no será fácil tampoco. Hay que reconstruir económicamente un país, y seguramente será tan necesario y vital el trabajo que haga el ministerio.

-Yo también les agradezco mucho. Y en el nuevo año nuestra tarea va a estar fundamentalmente centrada en generar las mejores condiciones para que las personas puedan tener un trabajo digno, para que puedan llevar el pan a su mesa, y que podamos superar esta coyuntura tan tremenda que nos afectó por supuesto a los neuquinos y neuquinas, a nuestro país y al mundo. Pero confiamos en la capacidad de recuperación, en la creatividad de nuestro pueblo. Y vamos a seguir trabajando para que el Estado sea garante y genera esas condiciones de dignidad para todos y todas.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]