-?
 
 
 
Exterior
07/10/2018

Con Lula preso y proscripto, Brasil elige presidente

Con Lula preso y proscripto, Brasil elige presidente | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

Mientras el ex mandatario y líder popular está prisionero, en las encuestas lleva ventaja el postulante de ultraderecha Jair Bolsonaro. Segundo se ubica Fernando Haddad, respaldado por Lula y su partido. Si ninguno de los aspirantes logra hoy el 50% de los votos, habrá segunda vuelta el domingo 28.

Brasil enfrenta una crucial elección en el día de hoy. En un contexto de grave deterioro de las instituciones democráticas, con el ex presidente Lula Da Silva prisionero, además proscripto para participar como candidato e incluso con prohibición de aparecer por los medios de comunicación durante la campaña, tendrá lugar una votación que probablemente se prolongará en un balotaje, el último domingo de este mes.

Son 147 millones de brasileños los que están convocados a las urnas para elegir presidente, gobernadores en los 26 estados del país y el Distrito Federal (Brasilia), más la renovación total de la Cámara de Diputados y dos tercios del Senado.

De acuerdo con las encuestas, ninguno de los candidatos es capaz de reunir la mayoría electoral necesaria para consagrarse como presidente en primera vuelta, para lo cual la Constitución brasileño requiere el 50% de los votos. Por lo tanto, el próximo presidente será elegido el 28 de octubre, fecha en la que tendrá lugar la segunda vuelta.

Si bien, como en todo sistema presidencialista, el foco se pone en el Ejecutivo nacional, los nuevos diputados y senadores jugarán un rol clave en el sistema de alianzas para los próximos cuatro años. Es necesario recordar que, en la última elección, resultó electa Dilma Rousseff, y que a los dos años de su presidencia fue despojada de su cargo luego de un golpe parlamentario.

Entre los distintos eventos que se viene produciendo camino al día de hoy, se resalta la prisión a Lula, el atentado sufrido por el favorito en las encuestas, que es el ultraderechista Jair Bolsonaro, así como el levantamiento de las mujeres y de minorías sociales en contra de la figura de este último.

Lula se encuentra prisionero y además le prohibieron cualquier posibilidad de comunicación directa con su electorado desde hace 183 días. Este amordazamiento al ex presidente no logró frenar un cierto traspaso de sus votos al candidato que lo reemplaza, Fernando Haddad.

"¡Haddad es Lula! ¡Lula es Haddad!"

Luego de su encarcelamiento y proscripción, el líder del PT (Partido de los Trabajadores) designó como su “heredero” a Haddad, quien fue alcalde de Sao Paulo y ministro de Educación durante el gobierno de Lua, y es un hombre de la izquierda ligado a las luchas populares y a los movimientos sociales.

Haddad tuvo un acelerado crecimiento en la intención de voto, pasando de un 4% de intención en el lanzamiento de su candidatura hace apenas tres semanas, a un estimado de 22% para hoy.

Minorías, “a desaparecer”

“Las minorías o se adaptan a las mayorías, o deberán desaparecer”. El autor de este frase es Jair Bolsonaro, el candidato de la ultraderecha de Brasil. Con un fuerte apoyo de los mercados, el ex militar es el favorito en las encuestas, con una ventaja de aproximadamente 14 puntos sobre el candidato del PT.

Bolsonaro, un admirador de la dictadura militar de 1964 a 1985 en Brasil, se presenta con un programa de “ley y orden” que facilitaría la posesión de armas para que los brasileños puedan pertrecharse contra los delincuentes.

El candidato derechista ha obtenido un apoyo masivo de la comunidad evangélica, muy poderosa en el país, porque ha prometido bloquear tanto la legalización del aborto, como el matrimonio homosexual y cualquier flexibilización en la legislación sobre drogas.

Otros candidatos

El listado de los candidatos se completa con Ciro Gomes, tercero en intención de votos según las encuestas, que comenzó su campaña diciendo con sarcasmo que Bolsonaro era un "proyectito de pequeño Hitler tropical", y sobre el cierre del periodo pre-electoral lo llamó "nazi hijo de puta".

Geraldo Alckmin, cuarto en las encuestas, es un conservador moderado que también cuenta con el visto bueno del mercado. Por último está Marina Silva, una ex aliada del PT que encabeza un partido propio, y que ronda el 4% de intención de voto.

 América Latina

En cuanto a la región, las elecciones brasileñas se viven con gran expectativa, fundamentalmente por parte de los movimientos y sectores progresistas. Ambos candidatos favoritos, quienes presumiblemente competirán en el balotaje, representan dos miradas antagónicas de la sociedad y de la política que resultan fácilmente comparables con las realidades que se viven en las “grietas” de Argentina, Ecuador, Bolivia y Venezuela.

En campaña, Haddad ha hecho referencia a "una política regional más activa, para fortalecer el Mercosur y pensar una alianza estratégica con Argentina". Bolsonaro no plantea a la región como el foco de la política exterior, sino que propone "más bien algunos bilateralismos centrales", en particular con EEUU, Israel e Italia, países que según su criterio tienen en común una "variable religiosa".

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]