-?
 
 
 
 
Neuquén, Jueves 08 de Junio de 2023
6:17 AM
 
 
Exterior
22/01/2018

Francisco se despidió de Perú

“No se dejen robar la esperanza”

 “No se dejen robar la esperanza” | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

“Esta visita deja una huella en mi corazón”, fue la frase final del papa Francisco en la última misa celebrada en Perú luego de una gira de una semana que comenzó en Chile.

En su último discurso antes de regresar a Roma, el papa realizó un llamado a la unidad y a la esperanza del pueblo peruano a semanas del indulto concedido por el presidente Pedro Pablo Kuczynski a Alberto Fujimori. “No se dejen robar la esperanza”, sentenció.

“El Perú es una tierra de esperanza por la biodiversidad que la compone y con la belleza de una geografía capaz de ayudarnos a descubrir la presencia de Dios (...) por la esperanza de los jóvenes, los cuales no son el futuro, son el presente del Perú”, dijo en la homilía. 

“Lo he visto, lo he tocado en estos días. Cuiden la esperanza. No hay mejor manera de cuidar la esperanza que permanecer unidos, para que todos estos motivos que la sostienen, crezcan cada día más”.

Ante una multitud que se concentró en la base militar Las Palmas, en la ciudad de Lima. El papa hizo especial énfasis, como es habitual, en los olvidados y marginados.  Aclaró que "una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la compasión es una sociedad cruel e inhumana". 

También pidió que sea “eliminada” la "globalización de la indiferencia". Y a los peruanos les pidió cambiar las situaciones de dolor e injusticia que suceden a diario porque “Jesús no se ha olvidado de nosotros”. 

En el marco de los tres días que duró la recorrida por Perú, el papa visitó Puerto Maldonado, Trujillo y Lima. En Trujillo decidió visitar el barrio “Buenos Aires”, un sector humilde de la ciudad que padeció la tormenta del “niño” y que tiene enormes problemas en su reconstrucción.

Al regresar a la Nunciatura Apostólica, Francisco se encontró con un gran grupo de fieles que esperaban para saludar. Los saludó e incluso bautizó a una niña con parálisis cerebral que lo esperaba bajo el sol, junto a compañeros del hogar San Pedro de Chosica de la ciudad de Lima.

Perú cerro de esta forma la visita del Papa por Latinoamérica que había incluido previamente un paso importante por Chile. En la gira, se hizo mención sobre los abusos sexuales que salpican a la iglesia en diferentes regiones, y los conflictos regionales con la problemática que afecta a los pueblos originarios del continente.

Francisco habló de la destrucción de la Amazonía, la corrupción, el crimen organizado, y los femicidios que convierten a América Latina en la región del planeta más violenta y menos segura para la mujer.

Sin duda la visita de Francisco por Chile y Perú levantó multitudes y generó una fuerte ola de esperanza y fe. La calidez con la que fue recibido en Perú, en contraposición con Chile, es quizás el distintivo que lo llevó al Papa a sostener que “se lleva una huella en el corazón”.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]