-?
 
 
 
 
Neuquén, Viernes 19 de Agosto de 2022
5:04 AM
 
 
Argentina
20/03/2020

“Nadie está preparado para encerrarse en su hogar”

“Nadie está preparado para encerrarse en su hogar” | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

Lo afirmó el psicólogo Gustavo González en relación al aislamiento ordenado por el coronavirus que, según indicó, genera “ansiedad, irritabilidad y estrés”. Planteó la gravedad de las consecuencias en la salud mental provocada por los efectos económicos en quienes están bajo la línea de la pobreza.

Diego Colao

[email protected]

Gustavo González, licenciado en Psicología y director del Observatorio de Psicología Social Aplicada de la Universidad de Buenos Aires analizó los efectos de la pandemia y definió que “se juega nada más ni nada menos que la incertidumbre respecto de la vida y la muerte”, que a la vez “se monta sobre un fenómeno absolutamente desconocido y no solamente por el hombre de a pie, sino por los propios especialistas médicos, sanitaristas, epidemiólogos”.

“La incertidumbre es demasiado profunda y asociada a la vida y la muerte, y se lo está viviendo con mucha ansiedad, con mucha preocupación, con una mirada” que está puesta “en lo inmediato porque no es un problema que uno pueda verlo a mediano o largo plazo sino que puede ocurrir mañana mismo un contagio de un ser querido”, explicó González en diálogo con Va Con Firma y remarcó que “los efectos son multidimensionales, desde el punto de vista afectivo, familiar y de los vínculos sociales”.

En cuanto a las medidas de aislamiento que dictan los gobiernos, tanto en Argentina como en otros lugares del mundo, el psicólogo señaló que “hay muchos estudios respecto del efecto del encierro en la gente; son efectos muy poderosos desde el punto de vista negativo como el acrecentamiento de ansiedad, de estrés mayúsculo, de irritabilidad”.

“Nadie está preparado para encerrarse en su hogar en el siglo XXI donde uno puede decir que uno de los cambios más enormes de los últimos 100 años es la movilidad, en todo sentido, la movilidad laboral, la movilidad social, la movilidad física con los viajes”, analizó González y remarcó que “uno no está preparado para vivir otra vez entre cuatro paredes”.

Un aspecto que planteó el especialista es el “de las consecuencias económicas” en las familias y en las personas, que calificó como “muy serio” porque “esta dimensión de la economía personal va a tener sus importantes impactos iatrogénicos en la salud mental de la gente” y las consecuencias “van a ser terribles”.

“El tema económico va a ser muy cruento, sobre todo para el 40% de la población que está bajo el índice de pobreza y que está por fuera de la economía formal”, describió González y se preguntó por lo “que va a pasar cuando no pueda traer el dinero diario a la casa la familia, en el segmento de mayor pobreza y quienes son cuentapropistas; qué van a dejar de pagar”. Y agregó que van a tener que optar entre no pagar “sus servicios básicos o el celular” y no solamente van a quedar “aislados sino incomunicados porque no van a tener ni siquiera dinero para eso”; además de plantear los inconvenientes de “cómo se van a alimentar las familias” y sobre las condiciones de hacinamiento en las que viven muchos.

Encuesta del observatorio

El Observatorio de Psicología Social Aplicada comenzó a realizar una encuesta para hacer un seguimiento de los comportamientos de los argentinos y sus expectativas con respecto al coronavirus.

González explicó que en el plazo de una semana entre una medición y otra “aumentó el grado de preocupación” de la gente ya que pasó de un 70% a un 88% “la cantidad de argentinos que les preocupa mucho o bastante el coronavirus”.

Otro dato que surgió es que un 93% de los encuestados, que fueron más de 2 mil, indicaron que harían la denuncia si ven que alguien no cumple con la cuarentena; lo que “muestra la enorme preocupación respecto del cuidado de la salud”.

También indagaron sobre la vacunación, y verificaron “cierto apego a cuestiones de orden más esotérico como es no creer en la eficacia de vacunarse” ya que un 3,7% dijo que no cree en las vacunas, y el 20% que se vacunaría pero solo en caso de estar infectado, no a modo preventivo.

“Que la gente tenga esa actitud, quiere decir que tenemos un 23% que todavía no se concientizó de la importancia de vacunarse, esto no habla solo del coronavirus sino de lo que ocurre con el resto de las enfermedades”, concluyó González.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]