-?
 
 
 
 
Neuquén, Domingo 27 de Noviembre de 2022
12:45 PM
 
 
Neuquén
02/04/2022

Relevamiento territorial indígena, un desafío para la futura gestión

Relevamiento territorial indígena, un desafío para la futura gestión | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

El relevamiento territorial indígena es necesario para colectar datos que den cuenta de la situación dominial de las tierras de las comunidades. Entre 2013y 2015 se llegaron a relevar a unas 20 comunidades de las 70 que habría en la provincia. Luego el humor político cambió y se discontinuó el trabajo.

Laura D' Amico

En la apertura de sesiones legislativas de este año, el gobernador Omar Gutiérrez destinó dos minutos y medio de su discurso a poner en relieve la realización del relevamiento territorial indígena en la provincia. Lo calificó de "un verdaderamente basamento de la constitución de paz social", en el marco del "diálogo constructivo", y remarcó: "No quiero dejar esto para próximas gestiones".

"Tanto se dice que en Neuquén no pasa lo que pasa en otros lugares y que tenemos otra impronta, llegó el momento de demostrarlo saldando nuestra deuda y consensuando los derechos establecidos en el marco de la actual ley que establece el relevamiento territorial", enfatizó el mandatario.

El relevamiento territorial indígena está contenido en la ley nacional 26160 (sancionada en 2006, y prorrogada por cuarta vez el año pasado, mediante un decreto presidencial) y su objetivo inmediato es producir datos técnico-jurídico-catastrales que den cuenta de la situación dominial de las tierras donde se encuentran las comunidades.

El objetivo final, según explican desde la Confederación Mapuche de Neuquén, es llegar a un proceso de reparación histórica. Es decir, que las comunidades tengan los títulos de propiedad sobre esas u otras tierras que hoy se encuentran en manos de privados.

"Nuestra intención es que el relevamiento no sea el mapa del despojo sino que sea la base para una reparación histórica para el pueblo mapuche", explicó a Va Con Firma Lefxaru Nawuel, Werken del Lof Newen Mapu.

En Neuquén, una primera etapa del relevamiento se llevó adelante entre 2013y 2015, periodo en que se llegaron a relevar a unas veinte comunidades de las setenta que se calcula hay en la provincia. Luego el humor político cambió y se discontinuó el trabajo.

Ahora, Gutiérrez pidió concluir el relevamiento antes que termine su gestión, tarea que desde la Confederación Mapuche de Neuquén adivinan como una quimera.

"Se vislumbra ya que el tiempo no va a alcanzar. Pero la ley fue prorrogada por cuatro años así que aunque haya otra gestión la continuidad institucional obliga a que se siga con el relevamiento" advirtió Nawuel, que es uno de los 12 integrantes de la Confederación elegidos para formar parte del equipo técnico que llevará adelante el trabajo. Agregó que el trabajo "ya fue presupuestado" al decretarse la prórroga y remarcó que "en todos los años anteriores la plata estaba, lo que faltaba era la voluntad política".

No se trata de un censo de las personas que viven en cada comunidad. Por el contrario, lo que busca es "determinar cuáles son las tierras que las comunidades ocupan para tener un diagnóstico de lo que implica la situación actual de los pueblos originarios", explicó el referente mapuche.

En ese sentido, amplió que "para nosotros es importante dejar asentado, no solamente la tierra donde hoy estamos sino de las que fuimos despojados" y para ello el relevamiento incluye un informe antropológico y jurídico de la situación actual e histórica.

"El conflicto actual, por ejemplo, en Cayupán (cerca de Zapala), donde agredieron a una mujer con armas de fuego el 24 de marzo pasado, es un buen ejemplo de eso porque hay títulos entregados (a privados) pero la gente vive en el lugar, tiene corrales, tiene cementerios, tiene papeles de principios de1900, entonces el principal problema es que el gobierno provincial se ha dedicado a negar a las comunidades y a entregar los títulos con la gente adentro", manifestó Nawuel.

La parte más compleja vendrá después y recaerá sobre futuras gestiones.

"El relevamiento es un diagnóstico que después tiene que ser confrontado con los registros de tierras. Lo que viene después del diagnóstico son las acciones concretas para reparar esas situaciones de deuda histórica", indicó el referente.

"Es difícil porque hay muchos intereses en juego", señaló Nawuel, "pero el pueblo mapuche tiene la convicción de que el relevamiento se debe aplicar de forma correcta, sin ningún tipo de trampa ni de distorsiones", concluyó.

Vaivenes de un relevamiento que ya está en marcha

El 30 de marzo se realizó la primera visita a una comunidad en el marco de esta nueva etapa del relevamiento territorial indígena en la provincia de Neuquén. Fue en el Lof Paicil Antreao, ubicado en Villa La Angostura, una de las comunidades más asediadas con causas judiciales y amenazas de desalojo.

El Equipo Técnico Operativo tiene previsto seguir por el Lof Kaxipayiñ, en Loma La Lata, que mantiene un conflicto con el club náutico Mari Menuco por la cual se abrieron cuatro expedientes, entre otros litigios.

"Se comienza por las que quedaron inconclusas del relevamiento anterior", aseguró Nawuel, poniendo el foco en los vaivenes que hubo en la política provincial con respecto a este tema.

En octubre pasado, el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas) firmó con el gobierno de la provincia de Neuquén un convenio que las partes calificaron de "histórico", en el cual se acordó la implementación del relevamiento.

A los pocos meses, la Confederación denunció a la provincia por no estar cumpliendo con ese compromiso. El momento de mayor tensión fue en febrero de este año, cuando realizaron el bloqueo simultáneo de cinco yacimientos (Fortín de Piedra, La Calera, Loma de la Lata, Tratayen y Newen Cura), para pedir que se definiera el Equipo Técnico Operativo que va a llevar adelante el trabajo.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]