-?
 
 
 
 
Neuquén, Miércoles 17 de Agosto de 2022
1:27 PM
 
 
Informe Especial
25/03/2019

Elecciones 2019

Los números no cierran: ¿Sale Macri? ¿Entra Vidal?

Los números no cierran: ¿Sale Macri? ¿Entra Vidal? | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

“El candidato es Mauricio”, repiten en el Pro. Pero la economía no despega, la imagen del presidente sigue cayendo y todos miran a la gobernadora bonaerense ¿Se viene un macrismo sin Macri?

Daniel Hernández

En la Casa Rosada miran los números. Los de la economía. Y también los de las encuestas. Maurcio Macri depende de ambos para llegar a las presidenciales de octubre con alguna chance de ser reelecto. Esos números hoy dan en rojo.

En el entorno del presidente sueñan con un repunte que cada día parece más dificil. Tanto, que la mil veces negada candidatura presidencial de María Eugenia Vidal toma fuerza en el partido de gobierno ante la posibildad de un naufragio del que nadie saldría indemne. Aunque casi nadie quiera reconocerlo, no son pocos los que piensan en un Plan V.

“Estamos en un momento complejo porque la situación económica es delicada, pero eso va a cambiar en los próximos meses y el escenario va a ser otro”. Palabras más, palabras menos, es lo que repiten dirigentes y funcionarios del Pro. Y después, como una letanía: “El candidato del oficialismo es el presidente”, como le dijo el senador Federico Pinedo a Vaconfirma, al ser consultado sobre si existe el Plan V.

Los datos de la economía conocidos esta semana atentan contra el escenario optimista con que sueña el macrismo. El Indec fijó la desocupación en 9,1 %, casi dos puntos más que en la última medición. Eso significa que los desocupados ya suman 1.700.000 (sin contar al sector rural), 400.000 de los cuales perdieron su empleo en los últimos doce meses.

Además, el aumento en la tasa de desocupación viene de la mano de un retroceso del 2,5% en el Producto Bruto Interno, que se complementa con la caída del financiamiento externo, la merma de la producción industrial, la construcción y el consumo. Un escenario de pesadilla con las urnas cada vez más cerca.

Los otros números, los de las encuestas, no son mejores para las aspiraciones presiedenciales. “Macri está en su peor momento, en el momento más bajo desde que es presidente, tanto en imagen como en gestión e intención de voto, que está en un 27%”, le explicó el analista Roberto Bacman (CEOP) a Va Con Firma.

Y agrega: “El escenario para el Pro es complejo, porque si saca a Vidal de Buenos Aires, que tiene 10 puntos más de imagen positiva que Macri, pierde a su mejor espada en un distrito que es clave para la elección presidencial. Para el oficialismo es una sábana corta. Es la provincia de Buenos Aires o la Nación, en algún lugar se descubre”.

No hay plan B

“Hay que esperar a que se defina el escenario electoral. En dos meses se va a saber quienes serán los candidatos”, aseguró a Va Con Firma el diputado nacional Daniel Lipovetzky (Pro), quien no duda en señalar que “Macri va a ser el candidato de Cambiemos”.  

“Sin duda que las dificultades económicas van a influir en la elección pero creo que la gente va a valor otras cosas también, como la lucha contra la corrupción, la división de poderes y una forma no agresiva de comunicar, de decir las cosas. Creo que Mauricio Macri va a ser reelecto”, aventuró el legislador, una de las espadas del macrismo en la Cámara de Diputados.

En tanto, Pinedo cree que Macri “es un presidente capaz de vencer las dificultades que tiene hace mucho la Argentina, que son dificultades que no creó él pero que las va a superar”. “El candidato del oficialismo es el Presidente”, subrayó el senador.

Sobre las versiones que indican que Vidal, la dirigente con mejor imagen del oficialismo, será finalmente la candidata de Cambiemos, Pinedo apunta a la oposición: “Supongo que hay gente que no quiere competir contra Mauricio Macri”.

En tanto Lipovetzky recuerda que “si hay alguien que apoyó a Maurcio todos estos años fue María Eugenia. Fue su vicejefa de gobierno en la Ciudad y fue gobernadora gracias a él”.

“Su posible candidatura no es algo que salga de ella. Las especulaciones aparecen porque no están definidas las candidaturas. Ella ya dijo que no quiere ser candidata a presidente. El candidato va a ser Mauricio”, insiste.

En juego

A fines del año pasado Maria Eugenia Vidal impulsó separar las elecciones bonaerenses de las nacionales. Su argumento era simple: ella podía vencer al peronismo en su fortaleza, la provincia de Buenos Aires, y de esa manera darle un espaldarazo a Macri en la pelea de fondo, que imaginaba contra Cristina Kirchner.

Una visión menos contemporizadora con su jefe político indica que lo que quiso hacer fue despegarse de la deteriorada imagen presidencial y no pagar ella también la factura que vendría en las urnas. Cualquiera haya sido la razón, la propuesta fue rechazada (con ímpetu) desde la Casa Rosada. Vidal, entonces, decidió permanecer en el mismo barco que el resto del macrismo.

Hoy el escenario parece ser otro. “Lo que se observa en los últimos dos meses es que la economía también está impactando en Vidal. También su imagen cae, no solo la de Macri. Hoy creo que Vidal está 2 o 3 puntos arriba de Macri en intención de voto, no más”, sostiene Bacman.

Sin embargo, la gobernadora tiene una potencialidad que el presidente parece haber perdido. “En término de imagen positiva –asegura el analista- Vidal está 10 puntos sobre Macri, 44-43 a 34, pero esto no se traslada automáticamente a la intención de voto. Igual estamos en un escenario todavía inestable, donde no se han definido los candidatos de los distintos partidos”.

En cualquier caso una postulación de Vidal le permitiría al Pro presentar un candidato que no se tenga que hacer cargo, al menos por completo, de las decisiones que en materia económica adoptó el gobierno nacional. También intentar sortear las resistencias que hoy provoca Macri en distintos sectores de la población, incluso entre su base electoral y sus aliados políticos.

¿Hay plan V?

Más allá de toda especulación, la gobernadora bonaerense no dice más de la que ya dijo: que irá por la reelección en su provincia. Sin embargo, a media que se disipa el escenario optimista que imaginan en la Casa Rosada todas las miradas se vuelven a posar sobre ella. Tal vez, incluso, a pesar suyo.

Fuentes de las gobernación bonaerense consultadas por Va Con Firma dijeron que “por ahora” Vidal sigue en la provincia y prefirieron “no especular” con otros escenarios. “Ella ya lo dijo, no va a ser candidata a presidente”, repiten tan lacónicos como crípticos.

“Es lógico que ante la caída de Macri se manejen distintas hipótesis pero por el momento no hay nada y creo que todo va a seguir así porque en la Casa Rosada no tienen plan B. Vidal ya lo dijo públicamente, ella va a ser candidata a gobernadora. Por ahora no hay nada. No estamos en ningún armado a nivel nacional”, dijo a este sitio una fuente cercana a la mandataria.

Sin embargo en los próximos dos meses puede cambiar el escenario. Hasta el 22 de junio, fecha límite para la inscripción de los candidatos que van a participar de las PASO, todo puede ocurrir. Inlcuso que el “por ahora” se convierta en un “ahora”.

Cerca de Vidal admiten que en ese lapso se definen dos variables que pueden plantear nuevos escenarios. La primera de ellas es la economía. Si el despegue no se produce, los que creen que Vidal puede lograr lo que a Macri se le niega alzarán la voz. El miedo (a la derrota) no es sonso.

La segunda, no tan importante como esta, pero también relevante, es que el peronismo definirá su candidato. Si va a ser Cristina o Lavagna, y si el que de ellos sea, u otro (algo poco probable hoy), logra encolumnar a todo el justicialismo detrás de su candidatura.

Final abierto

“No es tan sencillo cambiar a Vidal por Macri -advierte Bacman-, porque no soluciona todo, ya que el problema de fondo tiene que ver con la economía, que los arrastra a los dos, aunque en distinta medida”.

Sin la mentada recuperación económica el horizonte se hace cada vez más complicado no sólo para las aspiraciones reeleccionistas de Macri sino para toda la coalición gobernante.

“Lo que se sigue dañando es la marca Cambiemos. A mayor crisis, más daño en la marca, por eso las internas que vemos no solo en el Pro sino también en el resto de las fuerzas políticas que integran la coalición”, explica Bacman.

Un síntoma de esto es la reunión que mantuvieron la semana pasada Ricardo Alfonsín y otros dirigentes radicales que cuestionan la continuidad de la UCR en Cambiemos con Roberto Lavagna para avanzar en un acuerdo electoral. A lo que podría sumarse las elogiosas declaraciones de Julio Cobos al ex ministro de Economía de Néstor Kirchner.

Tal como se dio cuenta desde esta columna el domingo último el rechazo en el radicalismo a la reelección de Macri no es meramente testimonial. Y los sectores que creen que la experiencia de Cambiemos está terminada lo disimulan cada vez menos.

La pregunta es en qué grado una candidatura de Vidal puede volver a hacer competitivo a Cambiemos. La respuesta es incierta, pero es probable que al menos frene el drenaje de votos y aliados que a esta altura parece inevitable. El Plan V puede crecer. Algo de lo que en la Casa Rosada no quieren ni oir hablar.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]