-?
 
 
 
 
Neuquén, Domingo 02 de Octubre de 2022
8:42 PM
 
 
Informe Especial
18/09/2017

Ruta Nacional 22

Idas y vueltas de una historia sin fin

Idas y vueltas de una historia sin fin | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

Un viejo problema, de difícil resolución, que sumó otros condimentos. La obra empezó como autovía y se transformó en autopista, se inició durante una gestión de gobierno que cambió en 2015 y como si fuera poco quedó en medio de la “grieta” electoral. Mientras, circular por ella es sumamente complicado, ahora más que antes, justamente por la realización o la paralización de las obras. En tanto, se sigue muriendo gente.

La Ruta Nacional 22 fue inaugurada oficialmente hace 82 años. El 3 de setiembre de 1935 la Dirección Nacional de Vialidad, le adjudicó el número 22 a esa ruta de ripio que iba desde Bahía Blanca hasta el paso internacional de Pino Hachado en Chile, que era hasta donde llegaba inicialmente.

En la actualidad finaliza en el empalme con la 40 en Zapala. Se terminó de asfaltar completamente entrados los años 60. El puente sobre el río Neuquén que une Neuquén con Río Negro, se construyó en 1937.

Uno de sus sectores más conflictivos que tiene es, sin dudas, el que atraviesa la zona del Alto Valle rionegrino. Precisamente porque no solo pasa por medio de las localidades que conforman esa gran “ciudad lineal” sino que fue y es una ruta de la producción frutícola.

Por tal motivo siempre fue difícil resolver ese conflicto generado por la convivencia que existe entre vehículos particulares y de producción, con sus maquinarias y los camiones de transporte, que se transformó históricamente en un factor de riesgo adicional.

Ampliación o cambio de traza

Un debate que viene desde hace años que pareció superarse a partir de la resolución de convertirla en autovía. Hasta ese momento las posturas se inclinaban entre respetar la traza original o construir una nueva que permita que por allí circulen los vehículos de viajeros de larga distancia.

Sobre finales de los 90 las discusiones persistían. Algunos indicaban que la opción más ventajosa era construir una nueva ruta asfaltada sobre la margen sur, otros sostenían la necesidad de mantener su actual traza ya que el mayor porcentaje de circulación era de habitantes de la región y utilizada por la producción que en la mayoría de los casos posee sus chacras al sur y los empaques al norte y algunos otros que se inclinaban por una nueva ruta en las bardas por la zona norte.

Los defensores de la ruta al sur sostenían o sostienen que la traza de la ruta provincial 7 ya existe al igual que los puentes en Valle Azul, Paso Córdoba e Isla Jordán, queda más cerca del puerto de San Antonio Este y no modifica en nada el actual esquema de producción sobre todo teniendo en cuenta los ya existentes canales de riego, desagües, etc.

A los pocos que planteaban la ruta en la barda norte se les dijo que no era conveniente para Río Negro y que solo beneficiaría al mercado petrolero en el que Neuquén es el principal protagonista.

Acuerdos e inicio de obras

El 13 de setiembre de 2004 se firmó un acta acuerdo entre todos los intendentes valletanos que tenían en claro la necesidad de no desvincularse de la ruta y que por lo tanto su traza no debía ser modificada o alterada. Estamparon su firma los jefes comunales de Allen, Cinco Saltos, Cervantes, Cipolletti, Contralmirante Cordero, Mainqué, Huergo, Roca, Fernández Oro, Godoy, Villa Regina, Chichinales.

Las discusiones, dimes y diretes, promesas, falta de presupuesto, cambio de gobiernos y otras yerbas parecieron terminar a fines del 2006 cuando el entonces presidente Néstor Kirchner junto al gobernador Miguel Saiz presentaron formalmente el llamado a licitación pública para la obra de ampliación de la calzada en el primer tramo entre Chichinales y General Enrique Godoy que formaba parte de la convocatoria Nº 132/06 para la construcción de la autovía Ruta Nacional 22, entre Chichinales y Cipolletti.

A principios de marzo de 2008 se iniciaron las obras en ese primer sector, que está hoy prácticamente terminado.

Se comenzaba por fin una obra de gran importancia por la magnitud de la inversión, por la seguridad que brindaría y por todos los beneficios que generará para la producción y el turismo, entre muchos otros aspectos.

De autovía a autopista

A mediados de 2012 el proyecto original de las obras en los cuatro tramos restantes entre Ingeniero Huergo y Cipolletti, por decisión de las autoridades nacionales, dejó de ser autovía para convertirse en autopista, por lo que Vialidad Nacional hizo una serie de modificaciones a partir –según se dijo- del incremento del tránsito en la región.

El entonces titular del distrito rionegrino de Vialidad Nacional Arturo Montero Espinosa se reunió en ese entonces con los intendentes municipales de la región y explicó los motivos de los cambios y mostró el nuevo proyecto.

El funcionario dijo en aquella oportunidad que “en los puntos de ingreso a las ciudades, se dispondrá de puentes que, a lo largo de 350 metros, irán elevándose a razón de un par de grados para superar los obstáculos. Los conductores casi no notarán la sobreelevación”. También se anunciaba un plazo de ejecución de tres años, una inversión de 103 millones de pesos y final de las obras en 2015.

El intendente de General Roca Martín Soria manifestó en ese momento algunas objeciones que fueron tomadas por las autoridades nacionales.

“Tenemos un casi si” dijo Martín Soria a principios de 2015 luego de una reunión con funcionarios del organismo. La Ruta 22 mantendrá su altura y las arterias de acceso serán elevadas. En diez o quince días vendrán funcionarios de Vialidad a definir los cruces.

Vialidad Nacional había reconocido una serie de beneficios en el proyecto postulado desde el Municipio hace dos años respecto a las modificaciones de la Ruta 22.

Después se vino el 10 de diciembre de 2015 y el cambio de autoridades. Javier Iguacel se hizo cargo de Vialidad Nacional. En enero del 2016 el diputado nacional Sergio Wisky puso en tela de juicio los valores y los pagos efectuados por las obras.

Interceden autoridades provinciales

Unos meses después los ministros de Gobierno, Luis Di Giácomo y de Obras y Servicios Públicos, Carlos Valeri, se reunieron en Buenos Aires con el nuevo administrador general de Vialidad Nacional y un equipo de profesionales y técnicos del organismo.

Allí, analizaron las alternativas del proyecto de obra de la autopista en la Ruta Nacional 22 en su paso por General Roca, acordándose en principio que “no habrá ningún muro en el cruce de la avenida Roca con la 22”, que era la principal objeción de los vecinos de esa ciudad del Alto Valle.

El ministro subrayó que “hay que encontrar soluciones viables, porque la autopista hay que verla como un todo integral que empieza en Chichinales y termina en la conexión con Neuquén”.

Por último, explicó que “al principio de la charla el personal de Vialidad nos manifestó que cuando plantearon hace largos años la traza por la barda norte, fueron los propios intendentes, incluso el de General Roca, que exigieron que el proyecto fuera por la traza actual de la Ruta 22 sobre el Alto Valle”.

El tema se judicializa

En el mes de junio de este año y ante una presentación realizada por la Municipalidad de General Roca, la Justicia Federal ordenó a Vialidad Nacional convocar a una audiencia pública, previo a cualquier ejecución de ampliación de la Ruta Nacional 22 a la altura del ejido urbano de la ciudad.

Así, hizo lugar a la demanda presentada por la municipalidad y da pie a los reclamos de otras ciudades, como Cipolletti, que no recurrieron a la Justicia pero intentan que se cambie el proyecto en marcha que prevé la elevación del camino.

Cipolletti se suma al reclamo

En el caso de Cipolletti el intendente Aníbal Tortoriello manifestó que el fallo judicial ratificó la necesidad de contemplar un diseño alternativo al original. “En Cipolletti se contempla la elevación de la ruta y hasta de la rotonda a 12 metros de altura, es algo faraónico, peligroso e innecesario”, manifestó.

El jefe comunal cipoleño retomó el tema de la ruta por las bardas y propone un desvío antes de llegar a Oro y conectar esa autopista norte con la Ruta 151, cerca del acceso al tercer puente, próximo a habilitarse.

Como respuesta al fallo el titular de Vialidad tuvo una reacción bastante fuerte al afirmar que “si no llegamos a un acuerdo en la audiencia pública, se ampliará la Ruta 22 menos en la zona de Roca”.

Agregó Iguacel que “en todo el país, las rutas han quedado dentro de las ciudades.

Por eso ahora estamos construyendo rutas por afuera de las localidades y eso es recibido positivamente por los ciudadanos. Pero en este caso se optó por la ampliación de la Ruta 22 y no de hacer una nueva que vaya por la zona de bardas”.

Las murallas, principal motivo de las disputas

General Roca encabezó las manifestaciones más críticas e incluso presentó propuestas alternativas a fin de evitar los denominados pasos elevados frente a los principales ingresos a la ciudad.

El impacto visual que la traza muestra, por ejemplo, en Ingeniero Huergo que ya tiene finalizados los terraplenes dio mayores argumentos a la posición, no solo del intendente Soria, sino de gran parte de la comunidad.

Varios profesionales de la zona fueron consultados antes y después de la audiencia pública y coincidieron en señalar que existe falta de información técnica y “precisa” de la obra que realiza Vialidad Nacional.

Las opiniones de los colegios profesionales

“Se supone que si se quiere hacer un trabajo como ese deben hacer un informe de impacto ambiental, se supone que tiene que estar presentado y avalado por las autoridades correspondientes, pero no sabemos que se haya presentado”, opinó Roberto Fieg, miembro del Consejo de Ingeniería de Río Negro.

“La ventaja de dejar la autopista a nivel y hacer los cruces elevados es que evitás esa supuesta barrera que teóricamente va a ser un contaminante visual. Pero el problema es que tengo que pensar en cruces que permitan los rulos como para poder encarar la entrada a la ruta, porque va en los dos sentidos. Hay que tener espacio adecuado pero no hay espacio físico. Es muy dificultoso”.

Diego López de Murillas, presidente del Colegio de Arquitectos de Neuquén, consideró que “una obra de esta magnitud debe estar contemplada dentro de una planificación integral y regional que aborde todas las problemáticas, económicas, productivas, sociales y de crecimiento y desarrollo de cualquier ciudad” y destacó que la prioridad “no debe ser el vehículo, sí la gente”.

“Los ejemplos de atravesar una ciudad con una ruta, y aquí mismo en el Valle, no son muy positivos, el alto tránsito y su peligrosidad hace que la ruta pasante por una ciudad la divida, atentando contra la integración e inclusión de todos los sectores”.

Audiencia Pública

El 31 de agosto desde las 9.30 hasta cerca de las 21 se desarrolló la audiencia pública que había dispuesto la Justicia en la ciudad de General Roca. En 11 horas hubo unas 60 exposiciones y contó con un nutrido y variopinto auditorio.

La apertura estuvo a cargo de los representantes de Vialidad Nacional que remarcaron la necesidad de adecuar el proyecto si fuese necesario pero siempre priorizando la seguridad.

Por supuesto que el proceso no pudo evitar por momentos las diferencias políticas pero en un clima de respeto, que se alejó de las discusiones que se venían manteniendo tras la presentación judicial de la Municipalidad de Roca y un encuentro que organizó Cambiemos dos días antes de la audiencia y en el que se presentó el intendente Martín Soria.

Todos coincidieron en la importancia de conocer y poder opinar sobre el proyecto que presentó Vialidad Nacional para convertir el camino en autopista.

Vialidad Nacional

El abogado Ricardo Stoddart director de Asuntos Jurídicos de Vialidad abrió diciendo que “se ha tratado de mejorar mucho últimamente el proyecto y esas mejoras tuvieron que ver con reclamos planteados la semana pasada, cuando se hizo la primera reunión con los vecinos de Roca y del Alto Valle para mostrar el proyecto”.

Un ingeniero de Vialidad ratificó que en los accesos a Roca por calle Mendoza y San Juan los resistidos muros de cemento tendrán sólo 3,5 metros, para llegar a los 7 metros finales de altura de la traza con taludes parquizados. Se insistió en los argumentos centrados en la seguridad vial –que luego fueron reforzados por otra funcionaria nacional– y en la vida útil de la autopista, pensada para que soporte el incremento del tránsito durante los próximos 50 años.

Intendentes

Surgieron allí nomas las visiones contrarias al proyecto que fueron aportadas por los intendentes de Cervantes, Claudia Montanaro y de Roca, Martín Soria.

“Si existiera la posibilidad de superar estas barreras arquitectónicas, estamos dispuestos a acompañar y respaldar cualquier proyecto que se considere mejor para nuestras comunidades”, dijo la jefa comunal.

A su turno Soria reiteró que sus reparos fueron planteados en la anterior gestión de gobierno nacional empezando por la falta de realización del estudio de impacto ambiental.

Luego marcó diferencias entre lo propuesto por Nación y las alternativas que se han venido presentando desde 2012.

Buscando mediar en la disputa política, desde el gobierno provincial se insistió en la alternativa del arbitraje. El titular de Vialidad Rionegrina, Raúl Grün, y el legislador Alejandro Palmieri confirmaron que ya se pidió un dictamen a la Universidad de San Juan, que tiene una maestría en ingeniería vial, para que analicen el proyecto presentado y aporten alternativas que permitan acercar posiciones entre los defensores y los detractores de la autopista con pasos elevados.

Las miradas fueron diversas, con interesantes aportes que anticipan una ardua tarea para la Secretaría de Ambiente de la provincia. Ese organismo será el que deberá emitir la resolución ambiental que determine si el plan de obras puede avanzar, debe replantearse o definitivamente es rechazado. La titular, Dina Migani, aseguró que todos los aportes serán tenidos en cuenta.

Producción y sistema de Riego

El titular del DPA, Fernando Curetti, advirtió los riesgos de generar severos problemas al sector productivo si no existe un trabajo coordinado entre Nación, provincia, municipios y consorcios.

Desde el consorcio de riego de Roca se manifestó que ya en los primeros trabajos de movimiento de suelo para ampliar la ruta en la ciudad hubo daños a los canales y desagües.

En el consorcio de Regantes de Allen y Fernández Oro avizoran un panorama sumamente negativo para el histórico sistema de irrigación que forjó la principal economía del Valle.

“La autovía no ha respetado al sistema de riego y drenaje, va a haber problemas operativos no solo con el riego sino con quienes lo operan”, expresó Carlos Zanardi del consorcio de Oro.

“A tres kilómetros de Allen, donde se hizo un puente, ya vemos los problemas. Los canales van quedando sucios y no se pueden limpiar porque al meter una maquina allí, pasa el tránsito permanentemente.

"Le hemos exigido a Vialidad Nacional y al DPA que ese canal tiene que cementarse porque ya no pueden entrar las máquinas”, agregó.

El presidente del Consorcio de Regantes de Cipolletti, Eduardo Artero, también opinó sobre el tema hace algunos meses. “Hay un viejo dicho que dice: nos estamos comiendo la paja de la pechera. Lamentablemente vamos todos por el mismo camino y si algo le faltaba al Valle para que muera, es la autopista de la Ruta 22 que nos va a dividir y generar muchos problemas”.

Los productores

Sebastián Hernández, presidente de la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén afirma que “desplazarse con la maquinaria rural recorriendo distancias más largas en kilómetros, trasladar las herramientas y los empleados de un lado hacia el otro de la autopista, serán temas complejos que lo obligarán a pensar en abandonar una de las propiedades”.

“Ya no va a ser lo mismo mover los tractores y la gente, estoy seguro de que vamos a tener muchas complicaciones. Nos van a cambiar la vida”, insistió Hernández, al asegurar que cuando plantearon la problemática desde la Cámara de Allen nunca hallaron respuestas.

La rápida conectividad entre las ciudades del Alto Valle y la seguridad vial que traerá la autopista -coinciden la mayoría de los productores- no será amigable con la fruticultura.

Otras alternativas

La Arquitecta Graciela Glanz ex titular del departamento de Planeamiento Físico municipal de General Roca manifestó en la audiencia pública: “tenemos que evaluar si este proyecto ha sido pensado considerando a los peatones, los utilitarios, los tractores y las maquinarias frutícolas”.

Junto a otros vecinos de la ciudad, la mujer sostiene que el proyecto a considerar es el de una autovía que recorra todo el ejido local. Por su parte, que la traza quede a la altura original, pero que se considere una ampliación, con rotondas, semáforos y también cruces a nivel.

Por su parte, Guillermo Vázquez presentó los detalles de la propuesta del Colegio de Arquitectos, basada en una autopista sobre elevada, conservando la traza actual como una “autovía urbana”.

El proyecto prevé que los nueve cruces existentes en Roca se resuelvan en distinto nivel.

Por otro lado, un grupo de dirigentes y funcionarios roquenses pertenecientes al partido Juntos Somos Río Negro indicaron que “el camino no pasa ni por la inflexibilidad de Vialidad Nacional ni por las actitudes piqueteras extorsivas del intendente”.

Propuso en consecuencia una salida superadora para que “se sometan las distintas posibilidades de resolución para la traza, a un arbitraje donde autoridades académicas objetivas y externas al conflicto, definan cuál es la forma de resolver el cruce de la ruta por nuestra ciudad”.

Detallaron que solicitan la intervención de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de San Juan, que “tiene probada experiencia y una Maestría en Ingeniería Vial, o eventualmente a otro Instituto de similar jerarquía, que analice los proyectos en danza y proceda a un dictamen técnico en un plazo perentorio sobre cuál es el modo, viable, factible, con menores consecuencias negativas y mejor relación costo beneficio que resuelva el cómo debe ejecutarse la obra”.

Dura crítica desde la UNRN al estudio de impacto ambiental

La Universidad Nacional de Río Negro, a través de la arquitecta y docente Andrea Tapia dijo que el informe de impacto ambiental presentado por Vialidad Nacional “no debe ser considerado”.

Entre los puntos analizados, la profesional interpretó que el trabajo entregado “malinterpreta las normativas” involucradas en esa evaluación técnica.

Además, contempló que en la concreción de la obra “se relativiza la importancia del sistema de riego” y que “utiliza métodos no formales, que se ataron a subjetividades” de sus realizadores.

Como contrapropuesta, Tapia indicó que la UNRN “pone a disposición sus recursos y sus profesionales” para volver a evaluar.

La actualidad

En definitiva, las discusiones aún siguen, la campaña electoral también ha hecho su aporte, la obra desde Cervantes a Cipolletti está semi paralizada y con desvíos alternativos en varios lugares entre Godoy y Cipolletti, y lo más grave es que siguen los accidentes y sigue muriéndose gente.

Lo cierto es que han transcurrido más de nueve años desde que comenzó a construirse la autovía original desde Chichinales hacia Cipolletti y solo se ha terminado convenientemente un tramo de un poco menos de 45 kilómetros y quedan pendientes otros 70 kilómetros que en su mayor parte aún es motivo de discusión ¿cómo se va a hacer?

Ojalá la audiencia pública haya servido para compatibilizar todas las opiniones y nos permita resolver definitivamente el conflicto que directa o indirectamente involucra a todos los que viven en el lugar o a quienes les toca transitar la ruta circunstancialmente.

Un docente jubilado que habló durante la asamblea la denominó como “la ruta del trabajo” y seguramente no solo se refería a la producción frutícola, sino también a los miles y miles de comerciantes, profesionales, maestros, alumnos, productores, peones rurales, transportistas que todos los días tienen la necesidad o la obligación de transitar la 22, que merecen hacerlo con el menor riesgo posible.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]