-?
 
 
 
 
Neuquén, Domingo 02 de Octubre de 2022
7:14 PM
 
 
Informe Especial
03/09/2017

Aseguran que extender el tren sería mejor que el proyecto del Metrobus neuquino

Aseguran que extender el tren sería mejor que el proyecto del Metrobus neuquino | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

La idea de alargar y mejorar el servicio entre Neuquén y Cipolletti, choca con la política oficial que solo otorga prioridad al ferrocarril de cargas. Distintas opiniones cuestionan al modelo de transporte de pasajeros basado en colectivos, con el cual avanzan el gobierno nacional y el de la capital neuquina.

Mauricio Rojas y Miguel Croceri

Pasaron dos años y tres meses desde que volvió el Tren del Valle, el 21 de julio de 2015, en medio de celebraciones generalizadas en toda la población de la región más poblada tanto de Río Negro como de Neuquén. Hoy pueden recogerse apreciaciones prácticamente unánimes respecto de dos conclusiones, que son por un lado la utilidad de ese servicio y al mismo tiempo la insuficiencia del recorrido actual y la necesidad de extenderlo.

Pero algunas opiniones avanzan con una tercera conclusión, o al menos una hipótesis que los responsables políticos deberían tener en cuenta: extender el Tren del Valle tendría mayores ventajas sociales, ambientales y de prevención de accidentes que llevar a cabo el llamado Metrobus en la ciudad de Neuquén. Un emblema del macrismo a nivel nacional a partir de la propagandizada experiencia en la Capital Federal, que la gestión del intendente neuquino Horacio Quiroga ha adoptado con entusiasmo.

En el “paquete” simbólico también viene el mismo diseño estético y el mismo color amarillo de la versión original que ejecutó Mauricio Macri cuando era jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires. El Metrobus de Neuquén es igualito al de los porteños.

Las consultas realizadas en torno del servicio ferroviario de pasajeros que circula desde el 21 de julio de 2015 entre Neuquén y Cipolletti, tuvieron como antecedentes reciente y determinante la decisión política anunciada el reciente 18 de agosto por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, durante una visita a la capital neuquina para inaugurar trabajos del Metrobus.

Ese día, dijo sobre el Tren del Valle que “hoy está funcionando, tiene un buen servicio, pero es muy importante que no nos desenfoquemos porque la plata es una y hay que ver hacia dónde se destina”. A renglón seguido, dio justificaciones contrarias al ferrocarril que cruza el río Neuquén y vincula a una de las más importantes ciudades rionegrinas con la capital neuquina.

Dijo que en la zona “circulan 80 mil personas por día en colectivo”, mientras que “al tren Cipolletti-Neuquén lo usan 140 mil personas por mes”. En conclusión, cuando le preguntaron si entonces la extensión del Tren del Valle no era una prioridad para el gobierno de Mauricio Macri, Dietrich cuidó sus palabras pero lo dio a entender de todos modos: “Tenemos que priorizar, lamentablemente nunca vamos a lograr el nivel de desarrollo que queremos”, fue su respuesta.

Víctor Hugo Urra, de la Comisión Pro Tren del Valle, argumentó contra lo expresado por el funcionario nacional. “El gobierno piensa que la plata es una sola y que la tiene que invertir en un servicio estratégico, y no considera que el Tren del Valle lo sea. Nosotros pensamos distinto. Consideramos que sí es estratégico y que además es necesario. Porque es un bien social y de todos”.

Interpretó además que “el ministro ha venido a dar un par de declaraciones desconociendo nuestra realidad en el Valle. Ellos llegan en avión desde Buenos Aires, no creo que lo hagan en vehículo. Si viajaran en vehículo, al llegar al puente (interprovincial) van a tardar 50 minutos en cruzar desde Cipolletti a Neuquén capital”, dijo al señalar una realidad que miles de personas aprendieron hace mucho tiempo y sufren diariamente.

Desde la ciudad rionegrina que es una de las dos cabeceras del recorrido actual del Tren del Valle, la concejal María Eugenia Villarroel Sánchez (Frente para la Victoria) calificó de “desacertada” la posición del integrante del gabinete nacional, y lamentó que “al ser un transporte tan noble y no contaminante, no se le da la verdadera envergadura que tiene” para la región

Pantaleón Guanque, un veterano conductor de locomotoras que además es el delegado de la seccional Neuquén de “La Fraternidad”, el gremio que agrupa a los maquinistas. Como antecedente de las carencias actuales, el dirigente se remontó a lo ocurrido con los ferrocarriles en el reciente pasado histórico.

“No olvidemos que venimos de la década del ‘90, cuando se cerró todo”, rememora en alusión a la política del gobierno de Carlos Menem que destruyó el sistema de trenes argentino. Cita que como resultado de ese proceso, “hoy el transporte ferroviario de cargas es solo el 4% en el país”, y a la vez resalta que “va a costar mucho, mucho, que vuelva en algún momento a ser importante en cada ciudad el tren interurbano”.

El dirigente cuenta además que “en el ferrocarril estamos trabajando con material muy viejo. Necesitamos una política ferroviaria a largo plazo”, pero “los gobiernos son de cuatro años y a veces se trabaja pensando solo en ese tiempo. A partir del momento que el Estado nacional entienda que hace falta trabajar a largo plazo, podemos llegar a tener equipamiento y tecnología modernos”.

Entre las obras de infraestructura necesarias, menciona que “en los pueblos hay muchos pasos a nivel y hay que trabajar sobre eso para que no haya accidentes. Pero la vemos muy lejos (una modernización). El ferrocarril no puede tener en cuatro años la solución”, apunta Guanque.

Beneficios y razones para extenderlo

“Claro que el tren sirve”, dice enfáticamente Urra. Explica que “es una alternativa válida para el transporte. Hoy estamos sufriendo las rutas muy congestionadas, con más de 100 mil autos por día. Muere una persona cada cuatro días. Así que hoy el tren es prioridad, más allá de que el Ejecutivo nacional piense lo contrario”.

Reafirma que un servicio ferroviario de pasajeros que abarque a todas las ciudades y localidades valletanas “nos beneficiaría primero socialmente, culturalmente. Y además el tren es seguro. Usted lo toma y llega a destino, excepto situaciones de la historia que han sido aisladas. También es seguro en cuanto a que no contamina”.

Villarroel Sánchez, afirma que “se ha comprobado cabalmente que el Tren del Valle ha servido. El ministro Dietrich comparó el colectivo con el tren y decía que se viajaba más en colectivo. Pero eso es así cuando el tren tiene pocas frecuencias y por supuesto la opción que queda es usar los colectivos”.

Sobre la idea de ampliar el recorrido,considera que “teniendo los rieles, aunque hay que acondicionarlos, el trabajo que tendría que hacer el Estado nacional no sería mucho”. Propone que el objetivo sea un recorrido “desde Chichinales hasta Senillosa en una primera etapa, y después la prolongación para que llegue hasta Zapala”.

“Ese proyecto es necesario para descongestionar las rutas del Alto Valle, tanto la nacional 22 como las provinciales. Porque todos los días se transforma en un caos trasladarse entre las distintas ciudades, especialmente para viajar de Neuquén a Cipolletti”, explica la representante comunal de la ciudad rionegrina.

Guanque, Evaluó por su parte que “la gente que está transportando” el servicio actual entre solamente las dos ciudades, “es la que trabaja. En los horarios pico se llena, estamos transportando entre 1.200 y 1.400 personas por día. Eso también significa que entran menos autos a Neuquén y hay menos contaminación”.

“Lo que hoy tenemos está funcionando y se sigue manteniendo, y hay una promesa de que vendrían dos equipos más”, dijo el maquinista y dirigente gremial.

Ferrocarril y colectivos

Volviendo a remarcar la necesidad de extender el Tren del Valle, Villarroel Sánchez puso como ejemplo que “sería favorable para todas aquellas personas que vienen desde Senillosa o desde la dirección contraria, desde Chichinales, supongamos para hacerse estudios de alta complejidad médica en las ciudades principales. Sería muy conveniente porque es un transporte expedito, y además se ha podido comprobar que tiene menos accidentes que andar por las rutas”.

Destacó luego que “están aprobadas en el presupuesto nacional las partidas para ampliar este ramal, pero creo que algunos pueden estar viendo otro negocio”, dijo la representante comunal cipoleña. “No quiero prejuzgar pero fíjese el sistema de transporte que tenemos nosotros, interurbano y urbano”, agregó.

Guanque analizó al respecto que el ministro Dietrich “dijo que no era conveniente extenderlo, que no le daban los números”, pero “han destinado dinero para el Metrobus acá en la ciudad de Neuquén, y eso va a beneficiar solamente a un sector de la capital. Con eso dejarían de lado Senillosa, Plottier y también casi todo el Valle”.

Hacia el mismo punto crítico dirige sus apreciaciones Urra. “Claro que hay que hacer inversiones. Pero nosotros criticamos un poco cuando Nación dice que la plata es una sola y que hay que usarla en espacios estratégicos”, señala este militante conocedor del tema, y a continuación va al núcleo de su razonamiento.

“A nosotros nos parece que es desmedida la inversión de 180 millones de pesos para un Metrobus que va a favorecer nada más que 60 cuadras aquí en Neuquén capital, cuando con ese dinero hubiéramos habilitado el tramo Senillosa-Neuquén dándole un tratamiento mucho mejor a un tránsito que hoy es caótico en toda la región”, explica el integrante de la comisión Pro Tren del Valle.

Consultado sobre por qué cree que se la da esa prioridad del emprendimiento denominado “Metrobus”, primero destaca que “desde la comisión no hacemos política”, y luego indica que “vemos un problema político entre el gobierno que se fue y el que entró, por el cual se está desactivando lo que instaló el gobierno anterior, entre ellos el Tren del Valle, y fortaleciendo los proyectos del gobierno actual”.

Urra aclara sin embargo que “no estamos en contra del Metrobus. Creemos que todo lo que mejore el transporte urbano de pasajeros es importante en la medida en que tengamos un proyecto en claro. Yo desconozco el proyecto del Metrobus pero supongo que se habrá un estudio de impacto y de todo lo que va a implicar ese sistema de transporte”, indicó.

Trenes de pasajeros y de carga

Respecto de las posibilidades para que a futuro se extienda el servicio del tren en el Alto Valle, y en un sentido mucho más amplio las perspectivas de un desarrollo integral del sistema ferroviario en el país, Urra celebró que tras la presentación de un proyecto de su autoría, el reciente miércoles 30 de agosto la Cámara de Diputados de la provincia de Neuquén declaró “de interés legislativo” el proceso de recuperación del ferrocarril dentro del territorio neuquino.

Aseguró que “esto es una herramienta a futuro, es un avance importante. Nunca se habían expedido en este sentido los legisladores de todos los bloques políticos de la provincia. Desde la comisión agradecemos mucho que nos hayan apoyado”.

También destacó que en el Congreso de la Nación “hay un proyecto de ley de la senadora del CC Ari Magdalena Odarda, que busca que se recuperen definitivamente los trenes de pasajeros de larga distancia. Por ejemplo el ex Tren Estrella del Valle, de Zapala a Constitución, el Tren de Arrayanes que es entre Bahía Blanca y Bariloche, y el tren del Dique, desde Contralmirante Cordero a Cipolletti”.

Guanque, cree que habrá que esperar mucho tiempo, pero alberga una rotunda confianza que tiene olor a petróleo y se respalda en la potencia de los grandes intereses económicos. “Hoy estamos muy contentos porque para fin de año se va a licitar la vía desde Bahía Blanca hacia Vaca Muerta y para todos los ferroviarios eso es importantísimo. Va a generar muchos puestos de trabajo”, dice con entusiasmo.

En cambio, piensa que “pero el resto, para los trenes interurbanos, hay que esperar y ver cuál es la mejor manera para volver a tener servicios de larga distancia, por ejemplo desde Bahía Blanca al Valle o desde Buenos Aires a Zapala. Tiempos que fueron gloriosos dentro del ferrocarril”, menciona con cierta nostalgia.

Luego expresa que “nosotros vamos paso a paso. No podemos ambicionar mucho hacia el futuro respecto del tren interurbano. Pero sí el de carga. En el de carga es terrible lo que se viene y el trabajo que va a generar acá en el Valle”, dice refiriéndose al envión que imagina con el tren destinado al transporte de hidrocarburos.

Como gremio, “apostamos mucho a que se pueda reparar la vía desde Bahía Blanca a Vaca Muerta y ahí empujar el tren de pasajeros. Si puede correr uno de carga, también puede correr un tren de pasajeros”, concluye el representante de los maquinistas mirando para adelante en el tiempo.

Teniendo en cuenta lo expresado por el ministro de Transporte de la Nación, la expectativa del dirigente sindical aparece con una dosis importante de realismo. La defensa del Tren del Valle y en general del transporte ferroviario es muy amplia, tanto por parte de las fuentes consultadas para este informe como de muchas otras opiniones que podrían recogerse.

Sin embargo, el actual gobierno de la Nación tiene como proyecto otro modelo del sistema de transporte, que a su vez sería constitutivo de otro modelo de país. En consecuencia, las condiciones políticas de esta época ofrecen perspectivas desalentadoras para continuar la recuperación del sistema ferroviario devastado durante el gobierno de Carlos Menem.

La comisión Pro Tren del Valle “empezó a funcionar en el año 2006, y en julio de 2015 logramos que comenzara a funcionar”, recordó Urra. Y agregó que “siempre vamos a seguir trabajando para que al tren no lo achiquen. Ahora el presidente de la Nación le dio toda la potestad al ministerio que administra Dietrich para levantar cualquier ramal que sea deficitario o que ellos consideren que no son estratégicos. Pero nosotros -remarcó- siempre vamos a defender el tren”.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]