-?
 
 
 
 
Neuquén, Miércoles 17 de Agosto de 2022
1:39 PM
 
 
Columnistas
Panorama Político
17/07/2022

Cien metros o maratón

Cien metros o maratón | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

La puja entre el oficialismo “azul” del MPN y el retador Rolando Figueroa se desenvuelve como una pulseada en la que cada uno intenta imponer las condiciones de juego que más lo favorecen.

Héctor Mauriño

[email protected]

La interna del MPN por la sucesión en el poder es un desafío en dos etapas, la primera tiene fecha, el 21 de agosto con la elección de autoridades partidarias, y la segunda es todavía una incógnita pero corre la cuenta regresiva. Una y otra son parte del mismo proceso y la primera acumula para la segunda.

El hecho de que sólo una de las tres grandes listas que componen el partido -la Azul- participe del primer tramo, es indicativo de que el resto de los contendientes -la Azul y Blanca de Guillermo Pereyra y la Violeta de Rolando Figueroa- no están en condiciones de asumir ese reto. No hay paridad ni proporción entre ellas.

La cuestión es sencilla: desde hace 15 años, cuando Jorge Sapag sucedió a Jorge Sobisch, el aparato del Estado y el partido están en manos de ese sector. Los demás existen, sí, y potencialmente podrían producir un cambio de rumbo -desde ya, la política no es solo aparato-, pero no parten del mismo umbral ni están en igualdad de condiciones.

El planteo lanzado por Pereyra, en el sentido de abolir la consulta electoral interna y repartir por tercios los cargos partidarios, al que se sumó ahora último Figueroa, apuntan a suplir esa falencia criticando el inocultable hegemonismo “azul”, aunque desde un pluralismo y una tansparencia cuanto menos sospechosos porque ese esquema los ha tenido hasta hace muy poco entre sus beneficiarios.

Independientemente de que uno y otro tienen escasas expectativas de ser oídos, el sector de Pereyra se posiciona para no quedar fuera del juego. Figueroa, en cambio, ha hecho de las críticas a la actual conducción partidaria el eje de su campaña, bien que esta vez dentro de un marco de moderación opuesto a sus desbordes de 2019. Pero como señalan sus competidores de la “azul”, algunas de sus críticas no resultan muy creíbles porque provienen de alguien a quien su pertenencia a la lista Azul le permitió ser intendente, legislador y vicegobernador.

Desde luego nunca es tarde para tomar el buen rumbo, y en ese sentido Figueroa está en todo su derecho, pero algunas de las señales que trascienden de su comportamiento conllevan cierta búsqueda de conciliar con los “azules” a cambio, eso sí, de ser ungido candidato de unidad.

Su principal argumento son algunas encuestas que lo dan con clara ventaja sobre Marcos Koopmann y en su entorno se entusiasman con la posibilidad de que, por vía de la evidencia, los “azules”, fundamentalmente Sapag, se convenzan de que lo mejor para todos es apoyar a Rolando.

Tal vez eso explique el hecho de que todavía no haya lanzado formalmente su candidatura. Por las dudas, se mueve, hace reuniones, dialoga con la gente, pero reserva su energía para la batalla final, precisamente porque no ignora el poder del aparato. Sus íntimos lo grafican de esta forma: “Rolando está muy bien preparado para ganar en los 100 metros, lo que no quiere es plegarse a una maratón donde sus adversarios llevan la delantera”.

Pero los sondeos esgrimidos por Rolando, que le dan una diferencia de 3 a 1 sobre Koopmann, y cerca de un 50 por ciento de intención de voto en las generales si es candidato del MPN, no son compartidos por el oficialismo “azul”. Sin ir más lejos, el gobernador Omar Gutiérrez dijo esta semana que las encuestas esgrimidas por los violetas son “una operación berreta”.

Muy cerca de Jorge Sapag, opinan que no hay ninguna posibilidad de “proclamar” a Rolando. “El se fue y no puede ser candidato azul”, sentencian. Por las dudas, recuerdan aquello de que en política 2 más 2 no necesariamente es 4: “si lo subimos al caballo se cae en el acto, y también nos caemos nosotros”, alegan. Recuerdan que en la campaña para la interna del 2018 el ex vice cruzó el Rubicón con los agravios a Sapag y a Gutiérrez, y que tales cuitas no tienen vuelta atrás ante la gente.

Por lo demás. Aseguran que Koopmann “viene creciendo” desde mayo, que “es simpático”, la gente “lo acepta” y día a día adquiere más masa crítica. Por lo demás estiman que contará con el apoyo de los intendentes, quienes “esta vez se juegan el pellejo”.

En el cuartel general de los “azules” aseguran que las cartas están echadas. Que la lucha por el poder que ejerce Figueroa es legítima y que si ganara, se encolumnarían detrás de él, y esperan que el aludido haga otro tanto si los resultados son los opuestos.

Para los cercanos a Sapag, el MPN debe conservar la unidad en la diversidad, el que pierda tiene que sumarse y el que gane incorporar al perdedor; unidos pero no rejuntados. Tanto optimismo reposa entre otras cosas en lo que ahora definen como el “modelo azul”, al que definen como el crecimiento exponencial que ha tenido en la provincia la producción de gas y petróleo desde que Sapag, juntamente con Cristina y con el ex CEO de YPF Miguel Galuccio, alumbraran el convenio Chevron – YPF, que en 2013 abrió el camino a la explotación de Vaca Muerta.

Y se prodigan en referir que esta es una provincia que está al día con el pago de los sueldos, que la ayuda social está incólume y que está plenamente superado el bache del año pasado, cuando la pandemia y “los piqueteros” de Salud casi acuestan al gobierno. Eso, aunque aclaran que Neuquén tampoco está para tirar manteca al techo.

Con todo, por más razones y aparato que con que se cuente, en política nadie tiene el futuro asegurado. Figueroa, más allá de las desprolijidades del ya lejano 2018, se presenta como lo nuevo, como el cambio posible y quizás necesario. Independientemente de que lo vaya a protagonizar si lo acompaña la fortuna o sólo se trate de un maquillaje para que todo siga igual, no parecen faltarle voluntad y determinación. En pocos meses se sabrá.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]