-?
 
 
 
 
Neuquén, Lunes 23 de Mayo de 2022
6:26 PM
01/05/2022

Columnistas

La timba y el petróleo

La timba y el petróleo | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

El gobernador Omar Gutiérrez disertó en un encuentro de empresarios. Fue con una IDEA y en el camino desarrolló otra, más alineada con las pretensiones del auditorio. El fiscal general José Geréz se reunió con petroleras en Estados Unidos mientras de su área depende una investigación sobre contaminación con desechos de Vaca Muerta.

Gerardo Bilardo

Dejar solamente en manos de las petroleras los caminos hacia la transición energética es comparable al rol que se le suele asignar a las empresas que explotan salas de juego en el acompañamiento de políticas contra la ludopatía.

Los principales actores de la industria del sector se juntaron la semana que transcurrió en un espacio dedicado a la timba para hablar de "Las oportunidades de la Transición Energética en Argentina". Salvando distancias, la actividad del miércoles pasado organizada por el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) en el Salón Rainbow del hotel del Casino Magic, podría compararse a una cumbre en Las Vegas de las petroleras con sede en Houston.

IDEA es un foro de presión financiado con recursos que aportan los principales grupos económicos nacionales y extranjeros que operan en el país (más de 70 firmas están asociadas). Por pago anticipado, que incluye un 10% de descuento, los miembros de la sociedad abonan entre 65.000 y 400.000 pesos anuales por pertenecer a un club que promociona debates que disfrazan el verdadero objetivo que consiste en instalar su propia agenda y conseguir quien se la defienda.

El gobernador Omar Gutiérrez abrió la lista de expositores en la reciente cumbre con una IDEA ("La mirada federal sobre la transición energética" era el título de su intervención), pero en el camino arrojó otra IDEA, más acorde a lo esperado por el homogéneo auditorio, opositor acérrimo a la mayoría de las políticas del gobierno nacional . "Disminuir presiones impositivas" a los sectores productivos fue la frase de Gutiérrez que se transformó en música para los oídos del poder económico que se opone a cualquier cambio de la política fiscal que implique redistribuir ganancias. Horas más tarde, con una exposición a distancia, el ministro de Economía, Martín Guzmán, intervino en el mismo ámbito empresarial y defendió el proyecto de gravamen a la “renta inesperada”. Si sale este impuesto, las petroleras tendrán que pagarlo.

Las voces de las empresas petroleras o consultoras afines predominan en la lista de expositores en este tipo de encuentros. Faltan miradas independientes, por fuera de los involucrados en el negocio. La universidad pública, por ejemplo, podría tener una silla en estos foros de alfombra roja. Tampoco se incorporan agendas de creciente interés como la contaminación, el ineficiente tratamiento de residuos de la industria petrolera y los conflictos territoriales con comunidades originarias en zonas de explotación hidrocarburífera.

A IDEA la preside Roberto J. Murchison, del grupo empresarial que lleva su apellido. Sus ancestros fundaron en 1897 una empresa de servicios de estibaje en el puerto de Buenos Aires. Hoy es un conglomerado de firmas que prestan servicios de múltiples operaciones portuarias orientadas a satisfacer necesidades de la industria de gas y petróleo. Murchison, como moderador, habló en el mismo bloque junto al gobernador Gutiérrez.

La naturalización del lobby petrolero es aceptada por la dirigencia del Movimiento Popular Neuquino desde la privatización de YPF. Las relaciones carnales con la española Repsol en tiempos de Jorge Sobisch continuaron durante el mandato de Jorge Sapag . Marcaron un tiempo que se modificó con la reestatización de YPF. Y el ingreso del Estado nacional en el mercado vía YPF, obligó al partido local a repensar su forma de relacionarse en ese universo industrial (los privados puros suelen ser más aliados que la propia YPF).

La Embajada

Los movimientos envolventes para defender los intereses empresarios se observan en varios frentes. La delegación en Argentina de la Cámara de Comercio de Estados Unidos (AmCham), o La Embajada si se prefiere, es un actor central de los grupos de presión que operan en el país, y en la región últimamente funciona como centro de monitoreo frecuente sobre la actividad en Vaca Muerta. Casi en simultáneo al encuentro organizado por IDEA, una comitiva de funcionarios de Neuquén viajó a Washington y a Houston, invitados por AmCham y el IAPG (Instituto Argentino del Petróleo y del Gas). De la “generosa” convocatoria participaron los intendentes de dos ciudades petroleras, el de Añelo, Milton Morales, y la jefa comunal de Rincón de los Sauces, Norma Sepúlveda, además de diputados provinciales y nacionales de la alianza radical macrista , del MPN y el fiscal general José Gerez.

El jefe de los fiscales, que llegó al cargo hace diez años impulsado por el exgobernador Sapag, mantiene contactos frecuentes con la representación de AmCham en la Argentina. Ya lo visitaron en su despacho en al menos dos oportunidades, en octubre de 2018 y en marzo de 2019. Y ahora lo subieron al avión para participar de esta gira que incluyó la participación en un “Programa de entrenamiento de energía” en Houston.

De Gerez depende la fiscalía especializada en delitos ambientales, a cargo de Maximiliano Breide Obeid, que trabaja, lentamente por cierto, en una denuncia sobre fallas en el tratamiento de los residuos de la industria petrolera. En una entrevistade marzo del 2021 con Va Con Firma, Breide Obeid reconoció que el pasivo ambiental de Vaca Muerta “es un problemón para las futuras generaciones”. Recientemente salió a aclarar en otro medio que no dijo lo que dijo, y lo hizo porque representantes de las comunidades mapuche citaron su declaración en la reciente entrevista que mantuvieron con el presidente Alberto Fernández para reclamarle la instrumentación de la consulta previa en el proyecto del gasoducto Néstor Kirchner.

Más de 600 empresas están asociadas a la AmCham en Argentina, un número que la transforma en la principal cámara binacional del país. La preside Roberto Alexander, de IBM, y el viceresidente es Facundo Gómez Minujín, de J.P. Morgan. La crema de los grupos de presión nacionales y extranjeros se concentran en esa organización y su ramificación e influencia en ámbitos de decisión es selectiva y eficaz. Y para entrar en el círculo de confianza, hay que parecerse a ellos.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]