-?
 
 
 
 
Neuquén, Martes 24 de Octubre de 2017
12:53 AM
 
 
Entrevistas
12/02/2017

Pablo Micheli

“El convenio flexibilizado de los petroleros es un mal ejemplo”

“El convenio flexibilizado de los petroleros es un mal ejemplo” | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

El titular de la CTA autónoma afirmó que la adenda firmada recientemente por el sindicato del petróleo es gravísima. Consideró que este gobierno es un ‘deja vú’ de los ‘90 y que la CGT se enamoró de la mesa de diálogo.

Diego Colao

diegocolao@hotmail.com

Para Pablo Micheli, titular de la CTA autónoma, que avanza en el proceso de unificación con la de los trabajadores, este va a ser un año de “mucha conflictividad” en defensa de los convenios colectivos y para evitar que avance la “flexibilización laboral y la pobreza”.

“Estamos viendo un ‘deja vú’ del neoliberalismo de la década del 90”, afirmó y consideró que para este gobierno “los trabajadores son la variable de ajuste y responsables de pagar una crisis que no generamos”.

Sobre el papel de la CGT, Micheli dijo que “se enamoró de la mesa de diálogo del gobierno y creyó que la gestión era el único camino”. Reafirmó que en marzo van a ir al paro nacional con o sin el triunvirato de la CGT.

- ¿Están avanzando hacia la reunificación de las dos CTA, como viene ese proceso?

- Venimos fortaleciendo los lazos de unidad en la acción con la CTA de los trabajadores. El jueves tuvimos una reunión conjunta de las dos conducciones nacionales y sellamos un programa común reivindicativo de 8 o 10 puntos, donde planteamos las reivindicaciones más importantes de los trabajadores y jubilados de nuestro país, de la situación que estamos atravesando y firmamos un plan de acción que va de aquí hasta junio que incluye la posibilidad de paro nacional, la marcha de la unidad con la CGT, y de infinidad de actividades. Ese es el camino de un 2017 que nos va a encontrar en la unidad de acción programática. A diferencia del año pasado que era sólo cada tanto encontrarnos en una marcha; ahora estamos hablando de un programa en común.

- ¿Qué evaluación hace del primer año de gobierno de Mauricio Macri?

- Tenemos un análisis de mucha preocupación frente a las políticas económicas, en materia de libertades, de derechos humanos. Preocupados porque es un gobierno de concepción neoliberal que intenta nuevamente aplicar viejas recetas que tuvieron fracasos rotundos en la Argentina, como si estuviéramos viendo un ‘deja vú’ del neoliberalismo de la década del ‘90. Y otra vez los trabajadores son para este gobierno y para esta economía variable de ajuste y responsable de pagar una crisis que no generamos. Tenemos una visión de que va a ser un año de mucha conflictividad, en defensa de los convenios colectivos, e que no avance la flexibilización laboral y que no avance la pobreza como está avanzando.

- ¿Cómo vio el papel de la CGT durante el 2016?

- A juzgar por lo que fue el segundo semestre, a partir de la elección del triunvirato, la CGT se enamoró de la mesa de diálogo del gobierno y creyó que la gestión era el único camino. Los compañeros tienen que hacer una autocrítica y pensar que la mesa de diálogo sirve en la medida que también se tenga acción prevista para responder a la negativa de los pedidos de los trabajadores. Si el gobierno insiste en no reabrir paritarias y tira un bono de 2000 pesos que ni siquiera lo cumple y la CGT reacciona aceptándolo en lugar de rechazarlo e ir a un paro nacional; eso nos complica a todas las organizaciones y nos debilita. Esperemos que este año, como arrancó la CGT, las tres centrales podamos tener la misma actitud que tuvimos en abril del año pasado cuando más de 400.000 trabajadores fueron convocados en rechazo a los despidos y a la situación que se vivía.

- ¿Es el mes de marzo la prueba para ver si la CGT avanza en la lucha?

- Una de las dos cosas que resolvimos las dos CTA el día jueves es que vamos a ir al paro nacional en marzo, y vamos a hacer todo lo posible para que sea en conjunto con las tres centrales, pero si no las dos CTA vamos a convocar al paro.

- ¿Qué opina sobre la adenda en el convenio de los trabajadores petroleros que se firmó hace unos días?

- Considero que es gravísimo porque es un sector muy importante, que de hecho está sufriendo o va a sufrir una rebaja salarial, una pérdida de las condiciones laborales poniendo en riesgo la vida de sus trabajadores; porque no es un problema de que hay un poquito de viento y los trabajadores no quieren trabajar. Los gobernantes de la Argentina siempre tratan a los trabajadores con desprecio, como que los trabajadores son vagos. Hay que estar con vientos de 60 km en las alturas, poniendo en riesgo la vida; y eso se ha perdido con esta adenda. No queremos que prospere este mal ejemplo del convenio flexibilizado de los petroleros de la zona.

- ¿Cómo está la situación del día a día de los trabajadores?

- Es muy preocupante, es muy angustiante; los trabajadores, los jubilados y la clase media en general están padeciendo una situación muy crítica, de mucha angustia. Primero porque no tienen seguridad y al que tiene trabajo le puede llegar el telegrama en la casa; segundo, no hay expectativas de que la economía mejore los niveles de consumo porque el gobierno insiste en una pauta salarial por debajo de lo que va a ser la verdadera inflación y hay otra vez una pérdida del poder adquisitivo. Y la carga impositiva sobre los argentinos es tremenda, a la gente no le alcanza para pagar los impuestos, los tarifazos hacen estragos en las familias más pobres, los trabajadores con salarios precarios; hay un mal humor importante.

- ¿Cree que el gobierno por ser un año de elecciones va a tomar medidas que favorezcan un poco a las grandes mayorías?

- Puede ser que baje un poco el nivel de ajuste pero no tiene mucho margen de maniobra en su concepción ideológica este gobierno para mejorar la situación del pueblo argentino. Este gobierno cree que por más que haga lo que haga, por más que aparezcan casos de corrupción que tanto criticaba, por más que haga en muchos casos lo mismo que le criticó al gobierno anterior en el tema de la pluralidad sindical, con la discriminación en la mesa diálogo; por más que sus funcionarios cometan barbaridades como decir que los desaparecidos fueron mucho menos de lo que fueron; creen que igual la gente los va a votar. Con esa idea el gobierno va a avanzar con su plan inamovible, tal vez un poco más menguado por el proceso electoral pero no va a cambiar la estructura del modelo económico y el pueblo seguramente lo va a castigar en las urnas.

- ¿Cómo vio este tema del correo y la condonación de la deuda a Franco Macri?

- Es otro tema gravísimo, estamos hablando de miles de millones de pesos; es una vergüenza. Eso forma parte de la casta política argentina, no digo que es toda, pero hay una clase política que es una casta que siempre se alterna en el gobierno, terminan siempre acordando y pasan estas cosas. Esto le criticaban al gobierno anterior, una cantidad de hechos de corrupción y resulta que uno escarba un poquito y son tan corruptos o más que los anteriores. Esto debe generar una autocrítica para las organizaciones sociales, sindicales, partidos del campo popular para ver cómo ayudamos a que la gente saque las quejas de adentro de las casas y las ponga en las calles pacíficamente; para que no toda la vida nos gobiernen representantes atravesados por estos niveles de corrupción y con estos niveles de insensibilidad por los problemas que tiene el pueblo.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño - Editor General: Sergio Fernández Novoa

Neuquén, Argentina | Propiedad Intelectual: En trámite

redaccion@vaconfirma.com.ar