-?
 
 
 
 
Neuquén, Sábado 03 de Diciembre de 2022
3:41 AM
 
 
Entrevistas
29/05/2016

Horacio Quiroga

"El Pro no es un partido sino un gobierno"

"El Pro no es un partido sino un gobierno" | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

En diálogo con Va Con Firma, el intendente de Neuquén dijo que el futuro de la centro derecha está en la alianza Cambiemos. Habló de su apoyo al macrismo y de su escasa relación con el gobernador Gutiérrez.

Héctor Mauriño

[email protected]

Horacio "Pechi" Quiroga dice que apoya de manera “irrestricta” al gobierno de Mauricio Macri. Pero apuesta sobre todo al futuro de Cambiemos. Asegura que en el país van a terminar existiendo dos fuerzas políticas, “una populista y demagógica, y otra que respete las leyes de la economía y del mercado”.

No le molesta que le digan que es de derecha, pero considera que ésta ha tenido “mala prensa, porque se la asocia al autoritarismo”

Aclara que con el gobernador Omar Gutiérrez no se lleva “ni bien ni mal”. Y que no está celoso de que el gobierno nacional le dé tan buen trato al gobernador.

-¿En qué medida Nación lo está ayudando a su plan de obras?

-El plan de inversión para este año es de más de 400 millones de pesos que surgen del ahorro corriente del presupuesto, sin considerar un convenio que hemos firmado para el mejoramiento de asentamientos irregulares, del orden de los 110 millones y el metrobús, que va a salir más de 100 y menos de 200 millones de pesos, y que los financia Nación.

El plan de obras públicas lo hacemos sin apoyo de Nación, sin endeudamiento y sin aportes de la provincia. En esta gestión, y en las anteriores también, jamás recibí un solo centavo extra de la provincia.

El stock de deuda pública y financiera de la municipalidad no llega al 1 por mil del presupuesto, cosa que no se puede decir la provincia, que está sobre endeudada y es todo humo, porque la ruta petrolera es un desastre y la 22, que están amagando con terminar, no avanza para nada; sin contar los problemas de infraestructura que tenemos con el EPAS…

Si hay algo que no he logrado en estos 12 años y medio de gestión, es que el EPAS me diera un poquito de bolilla.

-¿Quiere que se lo traspasen?

-Primero, que funcione. Pero no lo logro, el EPAS es la nada misma. Dicen que tienen mucho déficit, hay mucha gente que no paga el agua porque donde figura un terreno baldío ahora hay un edificio, es decir: falta gerenciamiento; falta administración; falta capacidad de reparar; falta capacidad de ejecutar.

Le voy a pedir una reunión al gobernador para que definamos estas cosas, porque o tenemos un contrato de concesión, o siguen ellos.

-Parece que tuviera dificultades para hablar con el gobernador.

-Bueno, no siempre es fácil hablar con un gobernador que tiene que viajar en forma permanente buscando plata para pagar los sueldos.

-¿No se lleva bien con él?

-No, no me llevo ni bien ni mal.

-¿Le parece que Sapag le prestó la provincia o que tiene volumen propio?

-Creo que tiene volumen propio, yo lo veo con buenas intenciones, como que quiere pero a veces no puede porque quiere achicar los gastos, el déficit, quiere hacer muchas cosas que creo no está logrando.

-Le pregunté lo que aporta Nación porque algunos tienen la impresión de que hay cierta puja con la provincia para ver quién recibe más favores y da la impresión de que Gutiérrez le lleva la delantera.

-Y sí, porque él necesita muchos favores, yo no necesito favores…

-Bueno, serán favores pero benefician a la provincia, como el aumento del precio del gas que sube las regalías.

-De todas maneras yo creo que el precio todavía no es justo, tiene que estar por encima de eso. Lo que pasa es que todo el mundo habla de costos, nadie habla de tarifas, ¿cuánto cuesta sacar el gas?, ¿cuánto cuesta distribuirlo?

-Pero supongo que no estará de acuerdo con que esta tarifa impacte plenamente en los usuarios con aumentos del 1.200, 1500, y hasta el 2000%.

-No sólo soy un hombre de la Patagonia sino que mis primeros años de vida los hice sin gas natural, así que sé muy bien lo que es vivir calentándose con leña, querosén  o garrafas que no siempre se conseguían.

-¿No le parece que fue un error ese aumento de tarifas para lugares como San Martín, Villa La Angostura?

-Yo creo que tenemos que empezar a hablar con sinceridad de  cómo son las cosas. Nosotros pretendemos servicios del primer mundo pero con tarifas del cuarto mundo, y eso no es posible.

La provincia perdió una gran oportunidad, inició un juicio contra Nación por no reconocer los valores en boca de pozo que fijaba el mercado Jorge Sapag renunció a esos juicios para poder refinanciar unos manguitos que tenía de deuda con la provincia. Podríamos haber de recibido como extra unos 60 mil millones de pesos. Hay que mejorar los valores del gas y con recursos provinciales establecer un sistema de financiación para nuestros usuarios.

-¿No le parece que no es posible tener tarifas del primer mundo con sueldos del cuarto?

-El costo argentino es muy alto porque los sueldos -que nadie gana lo que quisiera porque no le alcanza- son sueldos compatibles con lo que se gana en Chile, en Uruguay… Lo que pasa es que ellos han tenido un proyecto de país a largo plazo.

-No me ha dicho quién es el hombre de confianza del gobierno nacional en Neuquén, ¿usted, Gutiérrez, Bermúdez?

-Noo, cualquiera que adhiera a la política del gobierno nacional, yo adhiero…

-¿Está celoso de que a Gutiérrez le den tantas cosas?

-Noo, al contrario, ojalá que consiga mucho más porque que le den plata para pagar los sueldos es insuficiente, hay muchos neuquinos que no están en la administración pública y no puede ser que el problema de un gobierno sea pagar los sueldos.

Bermúdez es un hombre de confianza de siempre del presidente de la República. A Gutiérrez le están empezando a tener confianza, en la medida que vaya haciendo mejor los deberes le van a tener más.

-¿A usted le tienen confianza también?

-Yo no voy a hablar de mí, pero las versiones que tengo es que sí, que soy un hombre de su confianza. Cuando yo lo empecé a apoyar al presidente acá él medía el 7%, obviamente que el aumento no fue por mí, fue por él.

-¿Cómo evalúa estos cinco meses del gobierno nacional, qué hay de bueno y qué déficit tiene?

-Yo lo que veo muy bueno es el sinceramiento de la economía, es un presidente plantado en su eje, poniendo blanco sobre negro, diciendo la verdad y creando condiciones para que a la Argentina se la empiece a tratar como a un país que sigue perteneciendo al planeta Tierra.

-¿No le parece que en el gobierno hay muchos empresarios y pocos políticos?

-Es una forma distinta de hacer política. A mí, que me parió un comité hace 40 años, por ahí me cuesta ver determinados funcionamientos, me cuesta comprenderlos, pero también me cuesta entender esta relación con el mundo digital, es decir, hay que aggiornarse.

El Pro se tiene que convertir en una herramienta política con una herramienta mucho más importante que es Cambiemos. Van a terminar existiendo dos fuerzas políticas en la Argentina, va a haber una polarización, desde mi punto de vista la cosa va a pasar por una fuerza populista y demagógica y una fuerza progresista que respete las leyes de la economía y del mercado, el fortalecimiento y la presencia del estado. Y con esto no digo que se va a borrar ni el radicalismo ni el peronismo, que son los únicos partidos que existen, el Pro no es un partido político, el Pro es un gobierno. Nuevo Compromiso Neuquino no es un partido político, es el gobierno municipal.

-¿No hay un déficit de sensibilidad social en el gobierno nacional?

-No, para nada, al contrario, creo que el estar pensando y actuando para sacar el IVA de los sectores más humildes, la posibilidad de asistencia directa con los sectores más desposeídos son pruebas claras de que este gobierno tiene sensibilidad y el gran compromiso de la política argentina es terminar con las desigualdades.

-En lo de la grandes fuerzas se parece a lo que decía Néstor Kirchner, sólo que él le ponía otro nombre: centro derecha y centro izquierda, ¿Cambiemos sería la fuerza de centro derecha?

-No, yo creo que lo de derecha e izquierda ha sido completamente superado, es populismo y no populismo…

-¿Por qué a la gente de derecha le cuesta admitir que es de derecha?

-No a mí no me cuesta, eh, porque además la derecha tuvo mala prensa en la Argentina, porque se la ha vinculado con el autoritarismo, al contrario, eso.

-Ahí vienen las masas (se oyen los redoblantes y los bombos de una manifestación en la calle, frente al Palacio Municipal).

-Eso es de derecha. Los que pretenden que la democracia funcione al ritmo de los bombos, de la prepotencia y del patoterismo sindical; eso es de derecha…

-Pero usted ahora ha logrado establecer un buen vínculo con Sitramune…

-Sí, hemos aprendido los dos, ¡con las piñas que nos hemos dado!

-Habló de Cambiemos, se está por constituir en la provincia…

-Sí, ya hemos tenido charlas informales

-¿Qué papel va a jugar usted ahí?

-En primer lugar he charlado con la gente de la UCR, NCN el ARI - Coalición Cívica y el Pro. En primer lugar sobre la defensa irrestricta de la política del gobierno nacional, estamos absolutamente de acuerdo. No se puede ser oficialismo y oposición al mismo tiempo.

-¿Está vigente la alianza que hicieron con Ramón Rioseco?

-Simplemente lo que hay que decir es si estamos dispuestos a abandonar el populismo en la Argentina, si vamos a trabajar para eso. Y el populismo en Neuquén se llama MPN. Si él está de acuerdo con eso, seguramente lo vamos a poder hacer…

-¿Es posible, entonces, pensar en una fórmula Quiroga Rioseco o viceversa?

-Yo estoy excluido de una fórmula para adelante. Quiero cumplir con mi máxima aspiración, que es ser el mejor intendente de la historia de Neuquén y la verdad es que estoy en un momento de gran serenidad espiritual, digo las cosas en las que siempre he creído, no he cambiado el discurso.

[email protected]

 

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]