-?
 
 
 
 
Neuquén, Domingo 02 de Octubre de 2022
5:01 PM
 
 
Entrevistas
19/06/2022

Beatriz Gentile

“En lugar de cercar a la universidad, tratamos de crear puentes”

“En lugar de cercar a la universidad, tratamos de crear puentes” | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

La rectora electa de la Universidad del Comahue advirtió que “la derecha global busca encerrar a la sociedad y decir ‘este sí, este no’”, y contrapuso que “lo que menos pensamos es crear cercos”. Destacó que el co gobierno “facilita el acercamiento” con otros sectores que participaron de la elección.

Laura D' Amico

La ex decana de la Facultad de Humanidades, Beatriz Gentile, electa rectora de la Universidad Nacional del Comahue (Unco) para los próximos cuatro años, aseguró que su gestión será una forma de resistencia porque "la derecha global hoy está buscando encerrar a la sociedad, cercarla, ponerle tabiques" mientras que "en la universidad, en lo que menos pensamos es en crear estos cercos sino lo que estamos tratando de crear son puentes".

En segunda vuelta, la lista del oficialismo, que promovía a Gentile y como vicerrector al director de la Escuela Superior de Ciencias Marinas de San Antonio Oeste, Paul Osovnikar, obtuvo el 51,83% de los votos frente al 48,17% de la lista que encabezó el ex decano de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Andrés Ponce de León, en alianza, para la segunda vuelta, con el sector que representaba Omar Jurgeit.

Para Gentile, la clave del triunfo fue "ser propositivos", y remarcó que una de las claves fue "plantearnos una construcción colectiva, de abajo hacia arriba", mientras que el acuerdo de Ponce de León con Jurgeit fracasó porque "fue un acuerdo que lo que hacía era distribuir los cargos".

-¿Cuáles fueron las claves del triunfo en la segunda vuelta?

-En primer lugar me parece que nosotros tuvimos la estrategia de construir una campaña caminando la universidad, hablando en el cara a cara, recorriendo las unidades académicas, de abajo hacia arriba. No construimos una lógica de poder en función de buscar referentes o autoridades de la cúpula política y de ahí establecer una alianza, sino que fuimos caminando y con algo en la mano. Ese algo en la mano fue la propuesta que nosotros llevamos del proyecto de universidad. Nuestra propuesta de once páginas era larga y todos nos decían 'eso no se puede recortar para un flyer', y es cierto. Sin embargo, nos permitió a nosotros mostrar qué queríamos hacer, cómo lo íbamos a hacer, qué nos parecía prioritario, qué podía esperar más tiempo. Y eso en cada encuentro y en cada reunión lo fuimos explicando, y me parece que terminó siendo una de las claves más importantes porque lo que hicimos fue ser propositivos, plantearnos una construcción colectiva, de abajo hacia arriba, y con eso le dimos densidad y contenido a una elección para que no se quedara en el mero recambio de personas, en la mera crítica, en el mero diagnóstico. Pudimos darle una profundidad programática y creo que la comunidad, sobre todo el claustro estudiantil, fue el que más escuchó esas ganas de tener una universidad distinta.

-¿Qué sectores o fuerzas fueron importantes en el apoyo recibido en la segunda vuelta?

-Tuvimos mucha militancia universitaria de distintos claustros: docentes, no docentes, estudiantes que pasaron por las aulas, que caminaron, que hablaron, que hicieron flyers, que diseñaron, que participaron en los foros de discusión y que estuvieron presentes. Es decir, que en ese cara a cara fueron mostrando lo que a veces no se puede mostrar desde una mera campaña de imagen y sonido. En ese sentido participaron la mayor parte de los claustros, sobre todo en el último tramo creo que hubo un acompañamiento muy fuerte de las organizaciones estudiantiles, de las organizaciones de graduados. Y en ese sentido, esta campaña que arrancó un poco demorada, a medida que fue pasando el tiempo fue incorporando un entusiasmo distinto, unas ganas reales de transformar la Unco y de volver a recuperar el espíritu universitario, del debate, de la charla, de la volanteada, de la radio abierta. Y creo que lo logramos.

Gentile junto al vicerrector electo de la Unco, Paul Osovnikar.


-Después de la primera vuelta hubo un acuerdo entre el espacio de Ponce de León y el de Jurgeit, ¿por qué cree que no funcionó?

-Porque no fue un acuerdo sobre un proyecto de universidad. Fue un acuerdo que lo que hacía era distribuir los cargos, las secretarías, para que de alguna manera satisfacer las necesidades o las pretensiones o aspiraciones de determinados grupos. Esa es una forma de construir. Es decir, ir buscando una forma de establecer alianzas con distintos referentes y sobre eso tejer una especie de red donde cada grupo administra una porción del micropoder que tiene la universidad en su propia organización interna. Bueno, nosotros no nos planteamos nunca una manera de construir la política así. Cuando nos consultaban por quién iba a ir o cuál era el nombre de la persona, siempre decíamos lo mismo: estamos definiendo un perfil de acuerdo a la agenda de trabajo. Son dos formas de mirar la universidad. La universidad en una red con distintos sectores que pactan o acuerdan en esa distribución o una universidad que tiene un tejido mucho más complejo, más abierto y que por lo tanto exige más trabajo de conversación, de acuerdo y de elaboración incluso para encontrar metodologías para eso.

-¿Como se hace para conducir la universidad incorporando a los sectores disidentes?

-Creo que esos sectores ya están. La universidad tiene esta particularidad que es su co gobierno. El rector o la rectora de alguna forma es quien conduce una institución que es colegiada en su forma de gobierno, y por lo tanto muchos de los sectores ya están representados en los consejos directivos y en el Consejo Superior y me parece que eso ya habilita que, justamente, el diálogo y el acercamiento está dado de hecho. Ahora uno, por supuesto, va a tender los puentes necesarios como para que las políticas que nos planteemos, las propuestas que hagamos, tengan la aprobación de estos órganos de gobierno. Pero se debatirá lo que haya que debatir, se esperará el tiempo que haya que esperar, se trabajará en pos de construir ese consenso. Me parece que en eso no va a haber dificultades. Nosotros estamos acostumbrados en la universidad a que una vez terminada la elección volvemos a caminar el mismo pasillo, nos saludamos, nos encontramos, nos podemos hacer una broma y pasado un tiempo estamos de nuevo trabajando. Me parece que eso no va a ser complicado.

-En este contexto de avance de las derechas en el mundo, ¿ocupar este lugar en el ámbito universitario es también una forma de resistencia?

-Yo creería que sí porque justamente nosotros estamos pensando en una universidad diversa, que tenga perspectiva de género, perspectiva ambiental, que trabaje los derechos de todo lo que hace a la diversidad. Pensamos una universidad abierta, que puede discutir y dialogar con otras memorias en la interculturalidad, con otros saberes. Una agenda que hoy precisamente condena la derecha global. La derecha global hoy está buscando encerrar a la sociedad, cercarla, ponerle tabiques, seccionarla y decir ‘este sí, este no’. Bueno, nosotros estamos pensando que la universidad es precisamente todo lo contrario. En la universidad, en lo que menos pensamos es en crear estos cercos sino lo que estamos tratando de crear son puentes. Estamos tratando de crear más una ecología de saberes y no de tabicar el saber. En general la universidad, las instituciones educativas suelen ser, de alguna manera, un freno a los avances de estos grupos que terminan sosteniendo los discursos del odio. En este sentido creo que esta propuesta que ganó, sí, yo me lo planteo como un espacio de resistencia en el caso de que esto avanzara.

-¿Cuál es la mayor preocupación para una gestión en el contexto actual? ¿El presupuesto?

-El presupuesto es fundamental porque nosotros estamos, no solo con presupuesto de prórroga sino que además con un presupuesto que ya tiene una parte gastada en esta primera parte del año, y tenemos que ver de qué manera hacemos frente en este segundo cuatrimestre a los problemas que se nos presenten, con qué vamos a contar. Al mismo tiempo tenemos que ver cómo vamos a gestionar esto que nosotros dijimos en campaña, que era la recuperación de esa reparación histórica que está presentada, cómo trabajar con los poderes parlamentarios para ver de qué forma logramos volver a poner en discusión una reparación que para el Comahue es fundamental. Al mismo tiempo, ver qué posibilidades vamos a tener para el diseño del presupuesto del año que viene. Así que eso nos va a llevar gran parte de la tarea de la segunda parte del año.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]