-?
 
 
 
 
Neuquén, Miércoles 07 de Diciembre de 2022
8:12 PM
 
 
Ver y oír

Breccia bajo custodia

En el Centro Cultural Borges se exponen obras del gran dibujante Alberto Breccia que fueron recuperadas por Interpol Buenos Aires y están bajo su custodia hasta que no se resuelvan las causas judiciales.

Pepe Mateos

El caso Breccia

Podría ser la estructura para un intrigante guion escrito por Juan Sasturain o Carlos Trillo con quienes Alberto Breccia hizo algunas de sus obras maestras como “Perramus” o “Un tal Daneri”. Una exposición de los dibujos, acuarelas, bocetos de Breccia recuperados del mercado negro bajo la vigilancia de cámaras y personal de la Policía Federal.

Alberto Breccia,conocido como El Viejo, fue uno de los más notables historietistas de Argentina (nacido en Montevideo en 1919). Con Héctor Germán Oesterheld hizo clásicos de gran masividad comoSherlock Time, Ernie Pike, Mort Cinder, Vida del Che Guevaray una readaptación de El Eternauta.

Con su fallecimiento en 1993 se inicia una disputa legal entre los hijos de su primer matrimonio y su segunda esposa, lo que lleva, por mutua desconfianza, a que los originales fueran depositados en una empresa especializada en la guarda de obras de arte hasta que se resolviera la cuestión sucesoria. La empresa, llamada “Firme” (parece sacada de uno de los guiones que ilustró Breccia) quiebra y con la quiebra desaparecieron las obras que estaban en el depósito y entraron en circuito marginal de subastas online y manejos propios de un mercado negro.

“Es un poco irónico lo que pasa con estas obras” dice Judith Gociol, curadora de la muestra,” Breccia siempre trabajó como él decía, para el puchero. Recién cuando le llegó el reconocimiento en Europa, empezó a estar un poco mejor económicamente. Breccia fluctuaba entre la pata en el mercado editorial de historietas y la pata experimental, el trabajo para sí y el trabajo por encargo. Siempre la balanza tiraba para el ser fiel a sí mismo y la experimentación. Es cruel que esté pasando esto con su obra. Los valores que alcanzó, totalmente inusuales para un historietista y su inmediata dispersión por Europa hablan del reconocimiento y calidad que tiene. Es sin duda uno de los más grandes dibujantes del mundo, no solo de Argentina, con una ligazón muy fuerte con la plástica. Introdujo en la historia elementos y recursos con una calidad artística totalmente superior, era un experimentador nato”, dice Judith, que es una gran admiradora de su obra y hace años viene investigando y escribiendo sobre la historieta en Argentina.

En el depósito de Firme, la empresa responsable de la guarda, se encontraban alrededor de 900 originales de Breccia y un centenar de otros artistas que pertenecían al artista, que desaparecieron al quebrar la empresa.

Hoy, una página original se cotiza entre 4.000 y 5.000 dólares.

La familia, al tener el rastro de una obra que estaba en venta hizo la denuncia y el juzgado dio intervención a Interpol a través de su Departamento de Protección del Patrimonio Cultural. En colaboración con dependencias internacionales, detectaron obras en venta que eran propiedad de Breccia.La dispersión de esa colección fue total: en casas de subastas de Canadá, Bélgica, Australia, España e Italia.

En Argentina la investigación aportó pistas y resultados. Se realizaron tres allanamientos y lograron recuperar muchos originales, tal es así que con el primero, en el año 2009, restituyeron unas 196 obras. Se determinó como responsable a un matrimonio domiciliado en Glew. No está probado que hayan robado ellos la colección pero sí que eran tenedores, de modo que la cadena sigue siendo una incógnita en la investigación. Fragmentos de esas obras recuperadas, al cuidado de Interpol hasta que determine el juzgado, son las que se exhiben ahora en la exposición en el Centro Cultural Borges.

Hay una pared negra con marcos vacíos en la sala que representan todas las obras que faltan. Además de la obra recuperada, hay muchas con paradero desconocido y otras que han sido halladas pero las leyes de los países en que se encuentra impide su restitución, porque se considera que fueron compradas de buena fe. “El caso Breccia” tiene una serie de vericuetos y entramados de intermediarios que es una perfecta representación de lo que es el mercado negro del arte, considerado el tercer negocio ilegal a nivel mundial luego del narcotráfico y la venta de armas.

La obra de Breccia es excepcional, los trabajos recuperados y expuestos cubren un arco de estéticas y momentos diferentes, lo que muestra el grado de experimentación y búsqueda que marcaron toda la vida de Alberto Breccia. Hizo cosas en la historieta que no se habían hecho hasta ese momento y eso marcó un antes y un después en ese campo.

Yo era un chico pobre de Mataderos. Mi viejo tenía una tripería y empecé a dibujar para no ser tripero, que es un laburo bastante fulero”decía en varias entrevistas “el viejo” cuando relataba cómo había empezado a buscarse un trabajo en el mundo de la historieta. Una larga parábola en el tiempo hasta llegar a esta muestra, “El caso Breccia”, digna de sus mejores historias.

"El caso Breccia" se puede visitar con entrada libre y gratuita, de miércoles a domingo de 14 a 20 y hasta el mes de septiembre en el segundo piso del Centro Cultural Borges, ubicado en Viamonte 525, CABA.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]