-?
 
 
 
 
Neuquén, Domingo 26 de Junio de 2022
7:40 PM
 
 
Columnistas
20/05/2016

Medios públicos

"Paenza versus Lombardi. El falso pluralismo del gobierno nacional"

"Paenza versus Lombardi. El falso pluralismo del gobierno nacional" | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

Reflexiones acerca de la supuesta pluralidad de voces del gobierno nacional en los medios de comunicación a propósito de la irrupción de Adrián Paenza en su programa.

Francisco Camino Vela *

[email protected]

Lo ocurrido con las declaraciones de Adrián Paenza en el inicio de su programa, afirmando su negativa a trabajar para Macri en la televisión pública y las contradicciones que esto le generó, y la rápida respuesta del gobierno, merecen unas reflexiones.

Hernán Lombardi, máximo funcionario del actual gobierno para la comunicación, señaló las supuestas contradicciones del discurso de Paenza, que ellos evidentemente no tienen, y repitió el habitual discurso instalado desde hace varios meses sobre la construcción de una clima de tolerancia y respeto, que parece haber llegado con ellos y no existir en el gobierno anterior.

También se refirió a la altísima “colonización mental” existente, algo que sorprende siendo el Pro una fuerza que tiene todas su doctrinas económicas, políticas y sociales importadas del mundo anglosajón. Precisamente, el arco de nuevos funcionarios Pro se caracterizan por no recuperar nada del pensamiento nacional y latinoamericano, menos aún del pensamiento libertario, que abominan.

Jorge Sigal, secretario de Medios Públicos, a parte de afirmar en tono de sorna que “La melancolía también es un derecho inalienable", sostuvo que no palpan de ideología para trabajar en los medios públicos… que hay que acostumbrarse a vivir en la diferencia… señaló los peligros para la humanidad de la pretensión de que todas las personas pensaran igual… para terminar con el slogan “La democracia es pluralismo".

Pues bien vayamos a la realidad de lo gestionado hasta ahora y a lo que de ello se desprende que parece coincidir poco o nada con el discurso construido a fuerza de la polifonía monocolor en la que hoy vivimos.

En primer lugar, la premisa de que son el Gobierno y no el Estado, opera una separación con bisturí quirúrgico que además de falsa encubre justamente una gestión de lo público con una orientación fuerte, tanto o más que la del gobierno anterior, pero totalmente equidistante en sus objetivos y beneficiarios.

Afirmar que dejar hablar al que es disiente es una actitud pluralista, es estricto sensu falso y tampoco lo hacen. La pluralidad es no distinguir entre propios y extraños a la hora de definir contenidos, opinión y trabajo para debatir. Esto no es lo que ha hecho este gobierno.

La realidad es lo que algunos perciben, muchos no saben y otros tantos no quieren ver.

La realidad es un espacio de comunicación sin 678, sin Víctor Hugo Morales, entre otras tantas ausencias y con Navarro contra las cuerdas en varios momentos.

Es un mundo radial, gráfico y televisivo dominado por el actual gobierno, lleno de periodistas “independientes” que antes eran feroces críticos del kirchnerismo pero no fueron silenciados y ahora disfrutan del silenciamiento de los que eran y son abiertamente antimacristas.

La realidad también es la llegada de Lejtman, entre otros, a la radio pública. Así como el descabezamiento de las direcciones de las diferentes emisoras de la radio y su sustitución por personal con pensamiento afín y comprobado al Pro.

Es la bajada de directrices para cambiar contenidos, para morigerar u ocultar la crítica al gobierno actual y llenar el espacio de comunicación solo de la pesada herencia y de la ofensiva jurídica contra el gobierno que se fue y la ex presidente, por cierto sin ningún fuero protector.

Esta es la realidad que la audiencia de los medios públicos también debe saber y escuchar, para no vivir en la mentira de una declamada pluralidad que es solo discurso, es la pluralidad de tener la mayoría de los medios a favor y silenciar todo lo posible las voces disidentes.

Claro siempre alguien habla, pero hay que ser consciente de todas las voces que ya se quedaron sin aire. Esto hay que decirlo y seguir luchando por volver a la auténtica pluralidad, a la del pueblo, a la que requieren los sectores populares.    



(*) Dr. en Historia. Profesor e investigador de FAHU-UNC. Profesor UNRN. Codirector de la Red de Estudios Socio-Históricos sobre la Democracia (Reshide).
29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]