-?
 
 
 
 
Neuquén, Martes 07 de Febrero de 2023
11:23 AM
 
 
Columnistas
10/05/2016

Impeachment a Dilma

El rompecabezas brasileño

El rompecabezas brasileño | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

Análisis de los principales sucesos y los actores políticos en juego en la crisis del país vecino.

Agustín Mozzoni *

Hechos

Brasil se encuentra en una situación crítica de inestabilidad política y social, debido a supuestos bajos porcentajes de aprobación de la clase política en general y de la figura de Dilma en particular, que tomó mayor intensidad y estado público fundamentalmente durante la construcción de los estadios de fútbol para el mundial 2014.

El incesante aparato de comunicación de la cadena O'Globo, fue logrando durante todo 2015, y comienzo de 2016 un descontento en parte de los sectores medios/altos de la población sobre la figura de Dilma y Lula, vinculándolos a casos de corrupción. El más importante es el conocido caso del Petrolão.

El petrolão es un esquema de sobornos millonarios entre empresas constructoras privadas y la empresa estatal Petrobras. La causa fue abierta en 2014, y alcanzó las más altas esferas del poder, llegando a ser citado en 2016, pero por una causa paralela, el ex presidente Lula. El Juez de la causa es Sergio Moro.

Moro, fue el responsable de filtrar a la prensa, una conversación telefónica entre Dilma Rousseff y el ex presidente Lula Da Silva, que sacudió fuertemente la esfera de poder. Denunciado penalmente por este hecho, el juez, pidió disculpas públicas pero continua con la causa.

Juicio Político:

Ni Petrolão, ni enriquecimiento ilícito, ni ninguna denuncia penal. El motivo que utilizaron para llevar a la presidenta Dilma al borde de la destitución fue acusar al Ejecutivo de maniobras fiscales conocidas como "maquillaje fiscal". Éstas habrían sido utilizadas entre los años 2014 y 2015 con el fin de exhibir mayor equilibrio entre ingresos y gastos del Estado.

Ante esto, el Ejecutivo se defiende diciendo que no cometió ningún delito de responsabilidad y que en todos los gobiernos anteriores se habían realizado ese tipo de maquillaje de cuentas.

Contexto y lluvia de especulaciones:

En el momento que avanzaba el juicio, comenzaron los aliados a romper con el gobierno. El más destacado fue el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), cuyo presidente es Michel Temer, actual vicepresidente de Brasil. Si avanza el impeachment, quedaría a cargo del ejecutivo.

Calculando esto, Temer apoyó el juicio, permitió los votos necesarios en la cámara baja de sus diputados para avanzar con la destitución, y comenzó a hablar de su gobierno una vez caída Dilma. Temer quiere ser presidente del Brasil.

Su popularidad ronda el 5% de aprobación, y es muy resistido por los sectores sociales, aunque parece ser avalado por los grupos económicos y mediáticos. Cada vez que sale adelante algún procedimiento contra el mandato de Rousseff, la bolsa de valores brasileña sube y el dólar y el euro caen.

Su gobierno estaría basado en el documento "Un puente hacia el futuro", que presentó el año pasado y que define iniciativas como recorte del gasto público, revisión de programas sociales y del sistema de pensiones.

Otro personaje es Eduardo Cunha. También del PMDB, presidente de la cámara de diputados, actuó en consonancia con Temer y llevó adelante el juicio. Consiguió los votos necesarios y giró el proyecto al senado.

Pero en las últimas horas la corte suprema de Brasil lo quitó de su cargo, indicando como principal motivo de su suspensión una supuesta participación en el Petrolão. La suspensión viene de una medida cautelar dictada por el juez Teori Zavascki, que lo acusa de cobrar 5 millones de dólares en coimas.

Existe una teoría que indica que como también está en trámite en Diputados una solicitud de juicio político contra el vicepresidente Temer, se supo que Cunha tendría pensado darle curso luego de la caída de Dilma. Es que Temer también autorizó en determinado momento maquillaje fiscal, con lo que el precedente que crearía el avance contra Dilma se llevaría a la rastra al vice también. 

Entonces, si Dilma es destituida y luego Temer también, Cunha quedaría como presidente, quién lógicamente tiene aspiraciones al máximo cargo.

Cálculos:

Si suceden las destituciones antes de la primera mitad del mandato, hasta finales de 2016, serán convocadas nuevas elecciones. Pero si en cambio, los destituyen después, solamente los miembros del Congreso podrán votar y elegir al nuevo presidente, siendo Cunha en ese caso, el primero en la línea de sucesión y el líder del partido mayoritario en la cámara.

Tan grande era la estrategia de Cunha que terminó siendo el primero que perdió. Un sector de la justicia le quitó el cargo y en su lugar asumió Waldir Maranhão del Partido Progressista (PP).

¿Cuál fue la primera medida de Maranhão como presidente de Diputados?

La primera medida fue dar por nula la votación y el procesamiento del juicio a Dilma. No anular el juicio, pero sí el procedimiento y la votación por los vicios de Cunha.

Lo que pedía Maranhão era una nueva votación en el recinto.

¿Cuál fue la segunda medida que tomó?

Anular su anulación…

No se puede asegurar que Maranhão quiera también ser presidente, pero si, que detrás de su decisión hay otra gran estrategia y seguro, muchísimas presiones. El Diputado sabe, que sin Dilma y sin Temer, queda como primero en la línea de sucesión.

Ante esta situación, la Corte Suprema mediante un comunicado sostuvo que Maranhão no podría en ese caso ocupar la presidencia de la república por tener un cargo producto de una medida cautelar.

Aunque vale aclarar que Maranhão votó en contra del juicio a Dilma. Por ello, también es probable que el diputado del PP solo quiera frenar el impeachment, salvar al Partido de los Trabajadores (PT) y pasar a la historia como el autor del rescate de Dilma. Aunque luego desistió de seguir en esa vía.

No obstante la anulación temporal proclamada en diputados, el Senado decidió seguir con el trámite parlamentario y darle curso al juicio votando el próximo miércoles 11 de mayo.

Cuatro poderes luchando fuertemente por el poder en Brasil. El pueblo observa.



(*) Lic. Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales
29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]