-?
 
 
 
 
Neuquén, Sábado 03 de Diciembre de 2022
3:53 AM
 
 
Columnistas
25/09/2022

Acerca de los magnicidas

Acerca de los magnicidas | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

Cristina, como lo fue Perón, es peronista no socialista, pero es partidaria de las ideas que buscan instalar los pueblos en base a la legitimidad de una elección democrática.

Osvaldo Pellin

[email protected]

Los magnicidios van cambiando sus objetivos, no el de su crimen, sino el motivo por el que matan.

No es que haya una calidad que pondere o rebaje el intento o realización del asesinato inesperado contra una persona con responsabilidades políticas. Lo que sí, pareciera insinuarse que hoy es una tendencia que quizás apoyada en la historia, adopta más con naturalidad que con convicción la ejecución del acto.

Anarquistas por un lado y fascistas por el otro encarnaron grupos terroristas que pretendieron cambiar el curso de la historia que vivían mediante el crimen. Hoy ya no se distingue qué ideología los anima, que cambio mesiánico aspiran obtener en su sociedad mediante la eliminación de un dirigente político.

Pongamos como ejemplo de lo que quiero decir, el caso de Cristina Fernández. ¿Tuvo una base ideológica? ¿Qué se espera obtener de su desaparición física por medios violentos? ¿la instauración de un régimen autoritario? Podría ser. ¿Dar lugar al inicio de un proceso revolucionario a la cubana? Por supuesto que no. En ninguna de las dos alternativas últimas se puede observar una sociedad anhelante de cualquiera de esas ideologías en nuestro país, lo que demuestra, si como suele decirse, que el magnicidio tiene una finalidad política, son intentos sectarios y sin pueblo.

Cristina nunca ha hablado de socialismo o comunismo como su ideal político. Cristina, como lo fue Perón, es peronista no socialista, pero es partidaria de las ideas que buscan instalar los pueblos en base a la legitimidad de una elección democrática. Por lo tanto si ella muere puede que no cambie nada o que se origine un caos fenomenal que nos conduzca a una guerra civil o sencillamente puede pasar que los autoritarios se adueñan del poder y manejan el estado sin oposición, Igualmente hay que afirmar que cualquier magnicidio con o sin claras razones ideológicas, no merece más que una condena unánime.

Nada justifica un crimen y tarde o temprano se revelará que un magnicidio se acompaña de un arrebato de locura.

Cristina no atenta contra el régimen capitalista. Frente a eso ella habla de capitalismo con rostro humano. Descarta la dependencia económica, propone la no injerencia en asuntos internos de los países de ninguna potencia que menoscabe el poder soberano de los pueblos, Lo demostró cuando desendeudó el país y en la invariable actitud solidaria con los pueblos de América latina y en censurar la política exterior belicista norteamericana.

¿Acaso, los que quieren su desaparición física quieren todo lo contrario? Si así fuera, ¿qué querrían como todo lo contrario? ¿Someterse a la hegemonía norteamericana, beneficiar económicamente a una élite, aliarse con países de América latina que conspiran contra gobiernos nacionales y populares?

O sea un perfil autoritario claramente de derecha

¿No tuvieron acaso la franquicia de hacerlo ya, cuando se sometieron al escrutinio democrático para fracasar rotundamente?

Antiguamente los magnicidios promovían políticas de izquierda preponderantemente. Cuando la derecha actuó lo hizo para instaurar dictaduras y reprimir las demandas populares. Se capturaban a los líderes y se los privaba de la libertad o se los asesinaba.

Para aquellos que dicen que las derechas y las izquierdas componen una geometría política pasada de moda, analizar la puja ideológica al día de hoy, en el marco del atentado contra Cristina Kirchner, no sólo en la Argentina, demuestra que en su esencia, los términos opuestos de izquierda y derecha mantienen su vigencia.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]