-?
 
 
 
 
Neuquén, Viernes 19 de Agosto de 2022
5:32 AM
 
 
Entrevistas
03/12/2020

En Neuquén, 180 mil personas son beneficiarias de la Anses

En Neuquén, 180 mil personas son beneficiarias de la Anses | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

Lo reveló María Taboada, titular de la Unidad de Atención Integral del organismo en la provincia. Incluye jubilaciones, pensiones, asignaciones a ex combatientes de Malvinas y AUH. Se sumarán 11.000 niñas y niños más. Ventajas de la nueva movilidad jubilatoria y del Plan de los 1.000 Días.

Marcelo Pascuccio y Héctor Mauriño

La titular de la UDAI (Unidad de Atención Integral) de la Anses en Neuquén, María Taboada, reveló que 180.000 personas, una elevada cifra en relación a la población de la provincia, son beneficiarias de distintas prestaciones de la seguridad social nacional.

En charla con el programa La Vaca Atada, de Radio Nacional Neuquén, la funcionaria nacional destacó las ventajas de la movilidad jubilatoria propuesta por el gobierno de Alberto Fernández en relación al cambio que introdujo el macrismo en 2017. “Con la fórmula anterior se perdió un 20 % de capacidad de compra”, destacó.

Taboada, quien es abogada y se desempeñó antes como subsecretaría de Seguridad Social del ministerio de Trabajo de Nación y de la secretaria Legal y Técnica de Anses, puso de relieve la importancia del Plan de los 1.000 Días, cuyo proyecto de ley acompaña al de Interrupción Voluntaria del Embarazo. “Es la ley de cuidado integral de la mujer, de la persona gestante, y de los niños en una primera infancia”, explicó.

-Queremos consultarle sobre la nueva fórmula de movilidad jubilatoria que se propone, sobre todo comparándola con el anterior sistema fijado en diciembre de 2017 por el gobierno de Macri, para dar cuenta de por qué es necesario hacer este cambio.

-Estamos muy contentos y orgullosos de reflotar la fórmula de movilidad que rigió entre el 2009 y el 2017, y que significó una mejora sustancial en los haberes de los jubilados. Y no solo en los haberes de los jubilados y pensionados, sino también en las asignaciones universales y en la de los niños. Porque permitió incrementar las prestaciones en casi un 26 % mejorando a la inflación. Y más allá de la situación de nuestros titulares de derechos, de la gente a la que nosotros nos debemos, ideológicamente es una fórmula que compartimos por la manera en que se toman en cuenta las variaciones, la propia movilidad. Es decir, atendiendo a las variables de remuneraciones, y a la vez atendiendo a los recursos con los que cuenta el sistema. De esa manera, además, se garantiza sustentabilidad. Realmente creemos que para defender un sistema (previsional) de reparto, que es lo que estamos absolutamente seguros que tenemos que tener, un sistema de reparto, solidario y estatal, administrado por el Estado y no volver a regímenes anteriores que tanto mal nos hicieron, debemos atender a la movilidad y también a la manera de financiar nuestras prestaciones.

-Desde la oposición plantearon que la modificación introducida en 2017 por el macrismo le daba más ventajas a la gente porque se ajustaba por la inflación. 

-Mire, es clarito y concreto. En los dos años en que estuvo vigente la fórmula de movilidad anterior se perdió un 20 % de capacidad de compra. En solo dos años. En el primer año se perdió el 18 % de su capacidad de compra de las jubilaciones. Una fórmula atada a la inflación, como se acaba de demostrar, no aseguró nada. O sea en los periodos en que no nos va bien no asegura nada, y en los periodos en que la inflación supera otros índices era la justificación para decir que el sistema es insustentable y que hay que recortar los haberes, o que hay que volver a un sistema privado de administración de los recursos previsionales. Así que en esto no hay discusión: si miramos los números, los dos años de vigencia de la norma tiraron para abajo nuestras prestaciones en un 20 %. Mientras que en los años de vigencia de la ley 26417, o sea la movilidad anterior (establecida en 2009 durante el gobierno de Cristina Kirchner), los beneficios crecieron a lo largo de esos años un 26 %. Y ahora, suspendida la fórmula de movilidad ante la situación crítica en la que se arribó al gobierno, agravada tremendamente por la pandemia, podemos decir que los haberes mínimos aumentaron un 35%. A la movilidad que ahora se propone se la va a criticar, pero los mismos promotores de la fórmula atada a la inflación, o sea la que rigió durante la gestión de Macri. Y ahora mismo, ¿quién defiende la fórmula atada a inflación? La defiende el Banco Mundial. Y no las organizaciones que trabajan por la mejora de las condiciones de los beneficiarios del sistema de seguridad social. ¿Qué hay detrás de los detractores de esta fórmula?

-¿Qué rol va a tener la Anses en caso de aprobarse el programa de los Mil Días que acompaña el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo?

-Son dos proyectos que se presentaron simultáneamente. El de la Interrupción Voluntaria del Embarazo más el proyecto de los 1.000 Días, que es la ley de cuidado integral de la mujer, de la persona gestante, y de los niños en una primera infancia. Son proyectos que no se compensan sino que se complementan. Y que a su vez complementan medidas anteriores que llevó adelante el gobierno nacional. Hace un mes o dos, hubo una definición clara del presidente de la Nación de seguir protegiendo a las niñas, niños y adolescentes mejorando increíblemente las condiciones de acceso a las prestaciones que ya la Anses estaba otorgando en asignaciones universales y asignaciones familiares contributivas. Y esta ley de los 1.000 Días lo que hace es mejorar aún más estas prestaciones. Entonces, los proyectos no son solo para defender la autonomía de la mujer que por razones de salud quiera acceder a una interrupción voluntaria del embarazo, sino también brindar mejores herramientas para aquella mujer que se encuentra en un estado de vulnerabilidad y quiere seguir adelante con el embarazo. De todo ese marco normativo, que esperamos se pueda aprobar en el Congreso, hay una parte específica que tiene que ver con nosotros, con Anses, porque extiende, a quienes perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH), dos asignaciones que estaban  reservadas solo para el régimen contributivo, que son las asignaciones por Nacimiento y por Adopción. Después, a los trabajadores por quienes se pagan aportes sin contribuciones, se elimina el requisito de antigüedad para poder cobrar esas prestaciones por Nacimiento y Adopción. A su vez, para equiparar a ambas mamás, la asignación por Embarazo se va a extender a nueve meses. Hasta hoy se están pagando seis meses. Y por último en cuanto al plan de los 1.000 Días, y creo que es lo fundamental, se crea una nueva prestación que es la Asignación por Cuidado de Salud Integral, que equivale a una Asignación Universal más que se va a pagar durante los tres primeros años de vida de los niños, siempre y cuando las mamás acrediten el cumplimiento de los controles sanitarios y de vacunación. Esas son prestaciones específicas que se van a atender desde nuestro organismo. 

-¿Hay alguna estimación respecto de la cantidad de gente que recibe asistencia a través de la Anses en Neuquén?

-Sí, claro. En prestaciones previsionales tenemos primero las jubilaciones, las pensiones; por otro lado sumamos las pensiones no contributivas, las asignaciones que cobran los ex combatientes de Malvinas por ejemplo, más la Prestación Universal. Ahí tenemos un universo en lo que hace a lo previsional de 82.600 casos. Si le sumamos a eso las asignaciones familiares y las asignaciones universales, llegamos a 180.000 beneficiarios o titulares de derechos en nuestra provincia. Es un número impresionante teniendo en cuenta la población de la provincia de Neuquén. Y ahora vamos a sumar a 11.000 chiquitos más, que gracias nuevas ampliaciones y mejoras normativas van a quedar incluidos en las asignaciones familiares. Solo de haberes previsionales, o sea jubilaciones y pensiones, sin hablar de todo lo demás, sin hablar de pensiones no contributivas ni asignaciones, y con datos del mes de mayo, que es la información oficial que tenemos, el Estado nacional desembolsa 2.315 millones de pesos en la provincia de Neuquén. Es una masa de dinero muy importante. Y tenemos que considerar que en esta provincia, como cobra “Zona” y también teniendo en cuenta las remuneraciones con las que llegan a jubilarse las personas, el haber medio en la provincia hoy está estimado en 42.000 pesos. Eso considerando a la gente que accedió mediante moratoria. Pero si hablamos de la gente que llegó a una jubilación, que tampoco es mucha ¿eh?, porque después se critican un montón de cosas pero en la provincia, si no fuera por las moratorias, no se podrían haber jubilado el 68 % de nuestros titulares (de derechos). Estamos hablando de jubilaciones que rondan en promedio los 62.000 pesos. O sea, no es la misma situación lo que acontece en nuestra provincia que lo que sucede en otros lugares. Obviamente hablando siempre del régimen nacional. Sabemos más o menos cuántos son los beneficiarios del régimen del Instituto (de Seguridad Social de Neuquén, ISSN) pero no los números que nosotros (en Anses) manejamos.

-En mayo había unos 6.000 expedientes atrasados de la gestión anterior, de jubilaciones que estaban tramitadas pero se encontraban frenadas. ¿Se ha ido normalizando eso?

-Lentamente. Lo que pasó en la gestión anterior, como ese atraso en expedientes previsionales irresueltos, fue porque hubo como decisiones tomadas adrede o no que modificaron el funcionamiento de nuestros organismos. Anteriormente cada UDAI (Unidad de Atención Integral, de la Anses), o sea cada Oficina como la que yo dirijo, tenía la posibilidad de iniciar y de concluir un trámite jubilatorio, de pensión o lo que fuera. Lo mismo (la UDAI de) Cipolletti, Zapala, Roca, Santa Rosa y cualquier otra. En la gestión anterior (durante el macrismo) lo que se hizo fue centralizar la resolución de los trámites en solo tres lugares: Neuquén, Bariloche y Santa Rosa. Imagine lo que eso significó, el traslado de los expedientes de las tres provincias a solo tres lugares donde se resolvían, con la misma cantidad de personal que se contaba desde antes en cada una de esas tres Oficinas. Eso es siniestro. Lo “vendieran” como lo vendieran, no había manera de que pudiera garantizar la tramitación. Se concentró todo y no se modificó la cantidad de personal capacitado para resolverlo. Eso generó los atrasos que usted mencionada. Ese cúmulo de expedientes ahora los estamos trabajando. Ya se empezó como prueba piloto a volver al esquema anterior, donde cada Oficina sea capaz de resolver los expedientes. Estimo que eso va a agilizar la gestión y además nos va a dar cercanía. Los expedientes no se van a ir a otro lado. Y a las personas a las que les tenemos que dar explicaciones diariamente en la puerta de las Oficinas, la responsabilidad de la resolución la vamos a tener en nuestras manos, no vamos a perder el contacto con estos expedientes. Se disminuyó bastante lo que estaba atrasado. Ahora me estaban pasando los números de la Oficina de Neuquén, creo que estaríamos hablando de algo más de 1.000 expedientes que nos quedan

-¿Qué hay de la posibilidad de un bono de fin de año, de un bono navideño, de lo cual han corrido algunas versiones?

-Como bono, no tenemos nada formal, nada oficial. Únicamente las medidas que anunciaron desde ministerios, como la duplicación de la tarjeta Alimentar. Y lo que sí, sin ser bono, porque no lo es y no tenemos definiciones al respecto, es que a partir del mes de diciembre, todos los titulares de asignaciones universales, que en nuestra provincia estamos hablando de 46.000, más los 11.000 que se incorporan, sin el cumplimiento de los requisitos de salud y educación por las condiciones excepcionales que se vivieron este año, van a ver habilitado el 20 % del pago que se retiene mensualmente. 

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]