-?
 
 
 
 
Neuquén, Domingo 02 de Octubre de 2022
8:37 PM

Un abrazo multitudinario

En todo el país cientos de miles se congregaron para repudiar el
atentado contra Cristina Kirchner y defender el sistema democrático.
El epicentro fue la Plaza de Mayo donde se leyó un documento consensuado que contempla la gravedad extrema de la situación.

Pepe Mateos

Un escenario se empezó a levantar contra reloj en la Plaza de Mayo cuando ya eran multitudes las que habían empezado a concentrarse en distintos puntos de la ciudad y del conurbano para manifestar la solidaridad con Cristina y contra una forma de hacer política construyendo odios irrebatibles e irracionales.

La figura de Cristina es la más potente de la política argentina de las últimas décadas y eso es evidente ante cualquier acontecimiento que la involucre.

Varios interrogantes se abren luego del hecho que es un parteaguas, un momento que marca el trasvasamiento de un límite. En principio de donde viene la bala, si el sujeto actuó solo o tiene vínculos orgánicos con alguna dependencia específica. El otro interrogante refiere al abanico de situaciones que se presentan ante este atentado inédito en casi 40 años de democracia, los efectos políticos en el futuro próximo. Muchas de las reacciones posteriores no hacen ver más que algunas posiciones basadas en un odio irracional no hacen más que reafirmarse acompañadas por un enfoque en algunos medios que elípticamente no hacen más que reforzarlos. Para dar un ejemplo, ¿hace falta explicar cómo se carga un arma?

¿Qué aporta a la información o a la comprensión de los hechos?

Con el escenario armado en la Plaza, se anunció la lectura de un documento consensuado con la presencia de dirigentes políticos, sindicales y referentes de Derechos Humanos.

El discurso fue leído por Alejandra Darín, "la paz social es una responsabilidad colectiva, frente al intento de asesinato de la principal dirigente política del país, nadie que defienda la República puede permanecer en silencio o anteponer sus diferencias ideológicas ante el repudio unánime", comenzó diciendo la presidente de la Asociación Argentina de Actores desde el escenario montado en Plaza de Mayo.

"No hay manera de minimizar un intento de magnicidio. La solidaridad y el repudio de dirigentes de toda América Latina, de Estados Unidos, de Europa y el Papa Francisco muestran que el mundo comprende la gravedad de lo ocurrido", agregó.

"El límite del que hemos oído hablar mucho en las últimas horas, no se cruzó ayer, si no queremos que la intolerancia y la violencia política arrasen con el consenso democrático que hemos construido todos desde 1983 a la fecha, debemos contextualizar lo ocurrido anoche contra la vicepresidenta".

“Desde hace varios años, un sector minúsculo de la dirigencia política y de sus medios partidarios, viene repitiendo un discurso de odio, de negación del otro, de estigmatización, de criminalización de cualquier dirigente popular o afín al peronismo, y aún de cualquier simpatizante. Todos hemos visto movilizaciones donde se pasearon por las plazas más importantes de la Capital Federal bolsas mortuorias, ataúdes o guillotinas.

No es inocente ni gratuita la legitimación de discursos extremos, de llamados a la agresión, de planteos que niegan legitimidad democrática del adversario político. Nadie es individualmente responsable por las acciones de otros, pero quienes cedieron minutos de aire a los discursos de odio deberán reflexionar sobre cómo han colaborado para que lleguemos hasta esta situación”.

“El pueblo argentino está conmovido, impactado por lo ocurrido, incluyendo a millones que no simpatizan con Cristina ni con el peronismo. En honor a todos nuestros compatriotas es que hacemos este llamamiento a la unidad nacional pero no a cualquier precio: el odio afuera,” concluye el documento, para algunos con sabor a poco.

Otro interrogante, el que aparece ante este intento de asesinato, magnicidio, que nos dejo perplejos, conmocionados mirando en looppor minutos, horas, como una pistola apuntaba contra Cristina, es ¿qué hubiera sucedido si esa bala salia de la pistola? ¿Frente a qué escenario nos encontraríamos hoy? ¿Qué situación estaríamos viviendo? Hipótesis que por algún milagro quedaron descartadas. El multitudinario abrazo de cientos de miles en todo el país que tuvo su principal manifestación en la ciudad de Buenos Aires es una muestra de la conciencia social que se pone en acción frente a estos hechos que son la consecuencia de concebir la política desde una postura que se sintetiza en la frase que disparó días atrás López Murphy, “son ellos o nosotros”.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]